miércoles, enero 24, 2007

Derechos Humanos

Derechos humanos del recién nacido

Dr. Enrique Sigala Gómez
Pediatra-Cirujano Pediatra

En estas fechas todo mundo habla de los derechos humanos, de la violencia intrafamiliar, pero he visto que todo esta encausado a los adultos o a las mujeres, pero alguien ha volteado a ver a los niños, si existe violencia o niños maltratados, y que estamos haciendo al respecto, cada quien su conciencia se los dicta.

Estaba leyendo estos derechos y me dije voy a aprovechar esta revista para dar a conocer los derechos humanos del niño recién nacido propuestos por una Asociación Civil que se dedica a esto a cuidar los niños recién nacidos. Espero que sea de utilidad a quienes estemos en contacto con niños y también recién nacidos.

Protección integral del recién nacido en lo humano, en lo físico, en lo bioético, en lo anímico, en lo jurídico y en lo políticosocial.

1. A QUE sea asistido en el momento de mi nacimiento sin importar raza, credo o nacionalidad por personal idóneo y en centros hospitalarios calificados.
2. A QUE ante los avatares imponderables se me autorice nacer en cualquier centro hospitalario sin importar si tengo o no constancia de afiliación.
3. A QUE antes de que sea ligado mi cordón umbilical se me permita rescatar la sangre placentaria de mi progenitora colocándome unos segundos al nivel de su pelvis y que su ligadura final sea hecha a 5 cm. de mi pared abdominal una vez establecida mi respiración normal.
4. A QUE a los segundos de haber nacido se me practique pronta y acuciosa valoración para conocer la calificación de salud que hube obtenido, previa e inmediata limpieza de mis vías aéreas y de la comprobación de mi permeabilidad recto-anal y esofágica.
5. A QUE permanezca en el regazo materno para que naturalmente roce el pezón de sus senos e inicie mi amamantación temprana, única, amorosa, calmada y priváda. Que me sean proscritos lo sucedáneos lácteos fabricados, e igualmente el uso de los biberones, así como las infusiones de hojas llamadas popularmente tés, porque estos disminuirán el insustituible nutriente que me prodiga mi madre y engañarán a mi apetito.
6. A QUE como niño-individuo que soy se respete mi decisión de no mutilar mi prepucio sano a través de la anticientífica circuncisión con el propósito de que permanezca natural, completo e indemne v contando conque después de los tres meses se me practicará la Sinequiotomía para mi Higiene Genital Temprana y todo lo que ello representará para mi futuro.
7. A QUE se me proporcionen las vacunas antituberculosa y antipoliomielitica, la de la hepatitis B y las nuevas que me sean benéficas (VIH); se me ministre un miligramo de la vitamina K1 para compensar mi inmadurez hepática y mi tendencia a la hemorragia y se me instilen las gotas oculares antisépticas que prevengan la infección de mis ojos.
8. A QUE sea registrado en el mismo lugar en donde nazca, me sean colocadas mi pulsera o pechera de identificación anexándose los nombres de mis progenitores, mis huellas palmo-plantares, mis marcas de nacimiento, el tamiz neonatal y la prueba del ADN, a fin de dificultar el robo el trueque, la venta, el obsequio, el abandono, la adopción, el tráfico y demás ilícitos.
9. A QUE para alguna investigación científica no riesgosa a la que pudiera ser invitado y pensando en que mi colaboración pudiera ser beneficiosa para el futuro de otros neonatos como yo, dicha investigación se me realizara sólo con la aprobación previa de un comité de bioética altamente calificado. Si se deseara obtener para beneficios futuros células troncales de la sangre de mi cordón, que dicha toma sea obtenida cercana a la implantación placentaria y en la cantidad mínima necesaria.
10. A QUE no se me comprima con la venda o el fajero abdominal a fin de que pueda respirar y digerir normalmente; a que mi ropa abrigadora no me ajuste y me deje marcas en mi piel y que sea confeccionada con fibras naturales que absorberán mejor mi sudoración y son más hipoalergénicas.
11. A QUE se me amamante con candoroso lenguaje de amor, con el horario libre que al principio establezca y después con el cercano a las 3 horas en la mayoría de las veces y permitiéndoseme mamar del pecho de mi amada madre cuando menos 15 minutos de cada lado sin que se olvide mi eructación. Que mi madre mientras me amamante no ingiera medicinas y productos que dañen mi salud.
12. A QUE duerma sólo en mi cuna y se evite el que concilie el sueño en bambinetos pequeños, en los llamados moisés o junto con adultos, así como el de no sacarme de mi acogedor aposento innecesariamente, porque todo ello procuraría a mi natural indefensión, cambios, enfriamientos e infecciones de repetición que vulnerarían mi aún inestable salud.
13. A QUE se me mantenga aseado, de preferencia con mi baño diario seguido de vigorosa fricción y se realicen oportunamente mis mudas, especialmente las pañaleras, para evitarme las humedades e irritaciones.
14. A QUE no se me inculque el vicio del chupón salvo indicación médica, para no contraer infecciones y porque al cansar mis músculos de la deglución amainaría mi apetito; a que se prohiba el uso del supositorio, de las peritas y de las gotas nasales por ser recursos contranatura; a que no se me ministre medicamento alguno sin prescripción facultativa y especialmente los antibióticos a los que me pudiera hacer resistente y los antitérmicos, porque mi centro termorregulador es frágil e inmaduro y al descendérseme la fiebre se abatirían mis defensas naturales.
15. A QUE de algún modo se conmemore los "5 de marzo" como el Día Mundial del Recién Nacido para recordarle a la humanidad que fuimos protegidos desde el momento mismo de nuestro nacimiento.
16. A QUE ante la mínima sospecha de una insuficiencia, de un accidente o de una enfermedad sorpresiva, sin mas espera se recurra de preferencia a un centro o clínica pediátrica especializada.

"ANPREN" (Asociación Nacional de Protección al Recién Nacido A.C.)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario