lunes, marzo 26, 2007

Poemas

Devoción a tus ojos

C. L.A.E. Juan Manuel Becerra Casillas

Tus hermosos ojos
son la luz de tu alma,
los tengo presentes
como dos faros,
que iluminan y guían,
en la existencia cotidiana
que cubre mi vida.

Tener tus primorosos ojos,
frente a los míos
y verme brillar en ellos,
es algo indescriptible,
candidez reflejada,
sublime sensación,
contemplación increíble.

Al ver tus bonitos ojos,
nada habla mejor de ti,
más que el sólo verlos,
deleitarse con tu dulce mirada,
reflejo de tu encanto,
amalgama acrisolada,
de la esperanza depositada.

Tus brillantes ojos,
son la puerta al paraíso,
que me conducen apaciblemente,
por el sendero de la dicha,
paz y felicidad infinita,
deja que ellos sean la puerta,
solamente, permiteles ser.

Ojos llenos de belleza,
atractivos y seductores,
divinos, amielados,
me aprisionan con ímpetu,
siempre me han cautivado,
me siguen inquietando,
con su fuerte magnetismo,
su mirada penetrante,
inerme a su voluntad.

Tus preciosos ojos,
quiero verlos siempre,
con energía y vitalidad,
poderlos besar,
con profundo amor,
cuidarlos con ternura,
seguirlos admirando.
Atracción sublime
Colores mágicos
Increíble contemplarlos
Nada comparable
Ojos seductores
Realmente hermosos
Esclavo de tus ojos
Verlos eternamente.

Tus lucidos ojos,
quiero contemplarlos,
espléndidos, llenos de bizarría,
iris colorido y destellante,
pupilas que me hipnotizan,
brillantes y radiantes,
mayestáticos, garbos y gráciles,
de mirada briosa.

Me gustan tus ojos,
dichosos aquellos,
que tienen la fortuna
de verlos y admirarlos,
placer de los dioses,
poder contemplarlos...

Tus maravillosos ojos,
quiero tenerlos cerca,
verme en ellos...
frente a los míos...
contemplarlos... profundamente,
yo te amo...
ciérralos... y sueña.

Caminar
C. Profr. Gervacio Parra Olguín

Fenómeno del caminar
contraparte discutida,
para aprender debes andar
por rutas desconocidas.

¿Quién es el que aprenderá más?
el que en la vida camina
o el que se sienta a meditar
y a descifrar los enigmas.

Si de prisa se camina,
se pierde la perspectiva,
si la lentitud domina,
la ignorancia te cautiva.

Sea un péndulo tu vida
en lo que caminar debas,
guíate en el paradigma
de enfrentar todas las pruebas.

De la ignorancia se aprende
y de la sabiduría,
solamente comprendemos
a lo que damos valía.

Da valor a tu caminar
pensando en cada día
tus pasos te habrán de llevar
a la tierra prometida.

Pero no camines solo,
enseña tú a caminar;
porque el que lo puede todo
en cuenta te lo va a tomar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario