miércoles, mayo 30, 2007

Telefonía cara

Según María Arrendondo

Telefonía Cara en México

Felipe Hermosillo Padilla

Santa Ana, California.- Según la comentarista Maria Luisa Arredondo que escribe en un conocido diario angelino, publicó en días pasados algo relacionado a la escandalosa fortuna del magnate Mexicano de origen libanés Carlos Slim la cual asciende a 49,000 millones de dólares y ocupa el tercer sitio entre los ricos del mundo, y que muy pronto desplazará al inversionista Warrne Buffet (que tiene 52,000 millones) y al fundador de Microsoft Bill Gates(con 56,000 millones).
Lo primero que escandaliza (nos sigue diciendo Arredondo) es el torno a Slim es el exagerado ritmo con el que multiplica su fortuna. Entre 2005 y 2006, esta se incremento en 19,000, la mayor ganancia que haya experimentando alguien dentro de la lista FORBES en la última década.
Slim gane 2.2 millones de dólares por hora y presida un imperio que emplea a 250 mil personas e incluye desde inversiones en servicios bancarios, de corretaje Internet, hasta equipo para la industria petrolera y restaurantes podría ser visto como un orgullo en un país altamente desarrollado. Pero en México, donde el ingreso per cápita es de menos 6,800 dólares anuales y donde la mitad de su población vive en condiciones de pobreza extrema.
Más escandalazo resulta saber que el principal generador de la riqueza del empresario es el controversial monopolio telefónico Telmex. Esta empresa que controla más del 90% de las líneas telefónicas fijas de México tuvo en 2006 ingresos por 15,900 millones. Su contraparte América Móvil S.F. que domina el 70% de los teléfonos celulares.
Gran parte de esas ganancias se deben que las tarifas telefónicas que pagan los mexicanos son excesivamente altas. Según la organización para la cooperación y el desarrollo económico (OCDE) México ocupa - dentro de esta identidad – el tercer lugar de tarifas mas costosas para telefonía residencial fija de bajo consumo y el primer en las que se cobran a los pequeños y medianos impresas.
Los expertos indican que las consecuencias de esta práctica han sido nefastas para el país. Los altos costos de la telefonía no solo han afectado el bolsillo de millones de mexicanos si no que han inhibido la competitividad empresarial y frenado el comercio.
Termina diciendo la periodista Maria Luisa Arredondo que ante el revuelo que se ha desatado, Slim se ha alimentado a desmentir que su fortuna sea tan elevada, que mantenga un monopolio en las telecomunicaciones y que las tarifas telefónicas que cobra sean tan onerosas para calmar los ánimos, ha anunciado que destinara un poco mas de su dinero a obras filantrópicas, pero nada comparable a lo que dan Gates o Buffet. A diferencia a ellos, que concederán que la riqueza es una responsabilidad social. Slim piensa que los empresarios no deben emular a Santa Claus, si no tratar de resolver los problemas sociales.
Slim no esta obligado, en efecto, a hacer obras de caridad. Pero si de verdad quisiera, como dice, ayudar a México debería bajar las tarifas telefónicas, aceptar la libre competencia y reconocer que su imperio se ha convertido en una carga para su país. Hasta aquí termina diciendo la periodista Maria Luisa Arredondo.


Nota de el que escribe el presente artículo: Con relación a lo que se dice del señor Slim, yo diría (y creo que muchos mexicanos estarán de acuerdo con este servidor) el culpable no es Slim si no, en primer lugar el señor que le vendió TELMEX, personaje de no grata memoria. Y en segundo lugar algunos personajes políticos pasados y actuales que se han prestado para beneficiar los bolsillos de dicho señor Slim.
Termino haciendo mención al dicho conocido por los mexicanos “A quien le dan pan que llore”. Mexicano, paisano, tú tienes la palabra!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario