viernes, julio 06, 2007

Alejandro González

Los comentarios de Alejandro González

Mientras que la tendencia en todo el mundo es la de restaurar, conservar y mantener atractivos y habitables las zonas centros de ciudades y poblados, en Tepatitlán pareciera ser que la intención es al contrario y se busca modificar, destruir y redefinir la imagen de nuestro centro que por ley es denominado histórico.

El centro de los poblados y las ciudades como la nuestra no es solo un espacio, es parte de nuestra identidad, es la imagen y el recuerdo que se llevan los visitantes, es parte de la memoria de la infancia de todos, es el único espacio que mantiene en el aire la esencia del pueblo donde crecieron nuestros abuelos y padres.

En menos de dos años las autoridades municipales con la complacencia de los que aquí vivimos y no nos quejamos con los suficientes elementos de presión, han no solo modificado nuestro centro histórico si no que con caprichos como argumento le han despedazado su armonía y belleza arquitectónica.

El recuento de los daños
1.-Se autoriza llenar el centro de puestos ambulantes y juegos mecánicos dentro del marco de un "Festival Internacional" que tres ediciones después no ha logrado la aceptación popular.

2.- El Palacio Municipal fue pintado de verde, bajo el argumento de que era una pintura que habían regalado ( que bueno que el obsequio no fue pintura morada) y por iniciativa de un regidor sin el menor sentido de estética y de historia, el palacio municipal cambio su identidad que había sido blanco y gris oscuro, posteriormente beige y naranja por un nada que ver matiz verde jardín con blanco, color que nada tiene que ver con sus edificios vecinos, hay que recordar que hace algunos años se invito a los propietarios de estas fincas a pintar los edificios del mismo color que la presidencia para homologar el centro y ahora pues habría que convencerlos de pintarlos de verde, que dicho sea de paso ni regalado es un color agraciado para una finca porfiriana.

3.-Las banquetas del centro fueron invadidas de teléfonos de monedas de color rojo, además de ser ya prácticamente inútiles ante la proliferación de la telefonía celular, los vistosos aparatos rojos, aparecieron una mañana sin dictamen de obras publicas, visto bueno de transito municipal y sin acuerdo de ayuntamiento que autorizara su concesión, mas aun nadie supo explicar en obras públicas cuanto y porque se dio el permiso a una empresa particular para usar espacios públicos con fines de lucro.

4.- Se secan los laureles de la india en la plaza de armas, por mas que quisieron hacer creer a la población que los capilleneses los habían secado intencionalmente, la verdad es que los arbolitos se secaron por un error en los encargados de su mantenimiento, apenas comienzan a echar retoños.

5.- Por el capricho de una regidora se autoriza la construcción de una fuete danzarina en la esquina sur de la plaza Morelos, para lo cual fue necesario mover el monumento de Jose Maria Morelos y Pavón a fin de edificar ahí el cuarto de maquinas y construyen una base que le quedo grande o el monumento ya fue pequeño, la fuente además de cara, con fallas, llego a romper con la imagen de la Plaza Morelos convirtiéndose en charco deposito de basura.

6.- Pintan la Plaza Morelos de verde, como si fuera moda, el adoquín (a quien se le ocurre pintar adoquín en lugar de aplicar un esmalte) fue pintado de verde ( por aquello que la pintura es regalada) además de parecer alberca del Río Verde y ocasionar caídas de gente por encandilamiento, la plaza perdió su imagen, después fue pintada de café, pero igual ya nunca recuperara su color original .

7.- Colocan barandal frente a fuente danzarina, como nadie sabe que estilo le quiere dar al centro (me refiero a las autoridades), se colocó recientemente como protección de estilo modernista que contrasta con el entorno.

Además del color verde parece moda el añadir por capricho algún toque personal al centro, contrario a las corrientes arquitectónicas de conservación y restauración, seguramente no tardaran en esta administración en colocar otro motivo, digo por no dejar, lo preocupante es la falta de planeaciòn y que el patrimonio de todos los tepatitlenses este sujeto a caprichos personales de consecuencias irreversibles. La reglamentación menciona que todo Municipio tiene que tener un Comité encargado de regular la protección de fincas y lugares públicos a fin de evitar estos abusos, tristemente la autoridad municipal no ha tenido la intención de instituirlo tal vez para evitar que alguien se oponga a estas decisiones precipitadas y sin tomar en cuenta la opinión de especialistas en arquitectura urbana. Urge un plan de mejoramiento de imagen que trascienda por encima de los cambios de gobiernos municipales pero para eso hay que contar con ese comité como lo tiene la ciudad de Guadalajara y otras del país; el tema planeacion sigue siendo el talón de Aquiles de nuestros representantes en el gobierno.

Gracias a Víctor Manuel Mendoza director de Presencia Alteña por brindarme la oportunidad de regresar al periodismo a través de esta publicación mensual en la que estaremos a partir de hoy colaborando, gracias a ustedes y espero renovar este vinculo de comunicación tan importante con los lectores que han seguido mis colaboraciones.

Agradezco sus comentarios al correo electrónico: ealexglez@yahoo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario