viernes, julio 06, 2007

Editorial

Un año más

Presencia Alteña cumplió en el mes de junio un año más de haber salido al mercado y desde entonces, gracias al trabajo y al esfuerzo de muchos se ha mantenido en la preferencia de muchos lectores, es una revista que nació para la familias alteñas y para llevar un historial social de la región, sin embargo, también se ha escrito de religión, de política y otras cosas, ya son 17 años de estar en el mercado y gracias a Dios cada número que sale a la venta se sigue ganando la confianza de los lectores y de sus patrocinadores; durante estos años han nacido otras revistas y esto es bueno, esto es señal que en Tepatitlán cada día hay más gente que le gusta leer y estoy seguro que cada una de estas personas tiene su propia preferencia, además de que todo mundo tiene derecho de hacer lo que quiera, siempre y cuando sea en forma lícita, lo importante es que cada revista hace su propio trabajo y como se dice, cada una de ella tiene su propio sello, aunque también hay que señalar que por desgracia no todas las que han salido se han sostenido, ya que para muchos el tener una revista o un periódico es fácil y esto es totalmente falso, pues cada día es más difícil sostener un medio de información y esto se ha demostrado sobre todo en la última década. Sin embargo Presencia Alteña en estos 17 años ha ido llegando a la mayoría de los hogares tepatitlenses y de otros hogares de la región, pues lo único que se busca es el de hacer un trabajo limpio y con principios morales y no porque sea uno recatado o algo por el estilo, sino porque nuestra sociedad, por lo menos en su mayoría así lo exige. El tener un medio de difusión te trae buenos momentos, muchas satisfacciones, sin embargo, también te trae muchos desaguisados, pues en el periodismo la envidia siempre existirá y aquellos que tienen su cuerpo y mente manchada por la envidia es muy difícil que la dejen a un lado y esa envidia la reflejan en sus escritos o en sus actuaciones, pues lo domina más la mente que el corazón, hoy a 17 años de haber salido Presencia Alteña a la venta, solo pido a Dios que me ilumine y que nunca mi cuerpo y mi mente se llegue invadir de envidia, pues es un legado que jamás me gustaría dejar a mi familia, pues en este mundo, todos tienen derecho de trabajar en lo que más le guste y si lo que más les gusta es hacer revistas o periódicos, bienvenidos, la competencia siempre y que sea sana es buena y servirá para los que ya estamos en el mercado, realizar un mayor esfuerzo, pues al final, lo que saldrán ganando, serán nuestros lectores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario