lunes, agosto 27, 2007

Historia

Páginas de la Historia

Por José Alvarado Montes

España en 1820 les cedió a los norteamericanos la Florida, metiéndolos así en el seno del territorio mexicano, ya habían obtenido la Luisiana que sin arreglos de límites regaló Carlos IV a Napoleón y este se las vendió a los anglos y Estados Unidos amenazaba con obtener más territorio.
El historiador Francisco Bulnes, señaló “México en su historia es un gran mentiroso. Luís González y González dijo, la historia de México tiene que reescribirse para colocar a cada quien en su exacta dimensión; lo que significa que la historia oficial que se enseña en los manuales escolares, ha sido maquillada, hay hèroes o caudillos que fueron bandoleros, otros tomaron la causa
El historiador Francisco Bulnes señaló, México en su historia es un gran mentiroso. Luis González y González dijo, la historia de México tiene que reescribirse para colocar a cada quien en su exacta dimensión; lo que significa que la historia oficial que se enseña en los manuales escolares, ha sido maquillada, hay héroes o caudillos que fueron bandoleros, otros tomaron la causa como cosa propia para enriquecerse y tomar venganza.
Las clases privilegiadas y el alto clero defendieron sus intereses y fueros, otros estuvieron al servicio de los capitales internacionales que controlaban la economía, la cultura, ideología y la organización, lo que convirtió al país en eterno deudor de agiotistas nacionales y extranjeros..
El español Francisco Javier Mina y contrario a la política del Rey Fernando VII combatió en España al lado del famoso General Castaños en la batalla de Bailen en contra de las tropas francesas, el fue un masón supervisado a la masonería internacional, Fran Servando y Teresa Mier se puso en contacto con el en Inglaterra en el año 1516 y con la ayuda del influyente masón judío R.B. Mizarchi, obtuvo ayuda para llegar a la Nueva España e incorporarse a la lucha insurgente.
Denis Esmith de Baltimore Mexican Company, le facilitaron casi un millón de pesos en New Orleáns, Centyro Masónico Coordinador y estableció contacto con el agente francés convertido en general mexicano Aury., engroso las filas de Mina con 100 hombres que integraron los cuadros del batallón Unión de Philadelfia,. La logia neoyorquina y la de Baltimore las suministraron auxilios para la extradición, la guardia de honor fue comandada por el coronel Yong, la caballería por el mayor Maylefer, la infantería por Sterking, más un regimiento de 64 hombres mandado por el capitán Treviño.
El ministro de España en Washington, San Luís de Onis lo denunció al gobierno estos preparativos bélicos pero su protesta no surtió ningún efecto, la expedición sarpó con 360 hombres reclutados y armados en Estados Unidos, en abril de 1817 desembarcaron en Soto la marina, saliendo de inmediato para el Bajío y Los Altos de Jalisco. Mina empezó hacer notar su entusiasmo y buena estrella en “Peotillos” derrotó al coronel realista “Ramillón”, quien traía un ejército de 1200 hombre, se apoderó de Real de Pinos y el 24 de junio hizo su entrada al fuerte del sombrero y unió sus fuerzas a las de Pedro Moreno, este informó a la junta “Jaujilla” sobre la llegada de Navarro, la noticia de la incorporación de Mina se celebró en todos los lugares dominados popr los insurgentes con solemnes te deum. Repiques, cañonazos, cuetes y música.
Tres meses antes de estos acontecimientos en la Mesa de los caballos, fortaleza defendida por Encarnación Díaz “El Pachón” fue tomada por los realistas y fueron muertos todos sus defensores, entre ellos un hermano de Don Pedro Moreno y su hijo Luis, nativo de San Juan de los Lagos.
Cinco días después de la llegada de Mina al Sombrero, derrotaron en la hacienda del Terrero, haciéndoles 320 muertos y 220 prisioneros, entre los caídos estaba el coronel Ordóñez y los comandantes Castañón y Calderón.los mismos que masacraron a los insurgentes en La Mesa de los caballos, como botín le quedaron, dos cañones, quinientos fusiles, municiones y uniformes.
Mina fue nombrado por la junta que obedecía, Jefe de todas las fuerzas que operaban en el Bajío, Sierras de Comanja, Guanajuato y otras zonas cercanas, el mismo Pedro Moreno quedó bajo su mando aun teniendo un grado militar más alto, pero Mina no tuvo mucho apoyo de la población y pronto se vio en apuros, su lugarteniente Perry fue cercado en combate y se suicidó.
El coronel Yung murió de un cañonazo que le voló la cabeza, sustituido por Jhon Davis Brad más tarde derrotado, Mina fue hecho prisionero y ejecutado en el Cerro del Bellaco, después fueron fusilados en Pátzcuaro y otros compañeros que los secundaban entre ellos Michelson.
Otras de las organizaciones secretas fue la española llamada “La Santa Garduña” con un historial lleno de crímenes, ésta colaboró secretamente con la inquisición 1520 – 1667, ejecutando árabes y judíos sospechosos de seguir practicando su antigua religión, apoderándose de sus bienes, aun perseguidos por los monarcas, mantuvieron intacta su organización criminal, reestructurada en nueve grados, tenían tarifas regulares para la comisión de toda clase de delitos, un tercio se repartía entre los que participaban en los mismos y el resto pertenecía a la organización que compraba el apoyo de ciertas autoridades. El Rey Fernando VII ejecutó a varios jefes de ellos, otros emigraron a América y apoyaron las revoluciones de México, Argentina y Perú, aquí se dividieron en dos ramas, una conservadora que apoyaba a la iglesia y otra que fomentaba instauración de un santo estado socialista.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario