domingo, noviembre 04, 2007

Dr. Sigala

¿Puede el médico equivocarse en su ejercicio profesional?

Dr. Enrique Sigala Gómez
Pediatra-Cirujano Pediatra

En tiempos recientes se ha visto una impresionante avalancha de demandas en contra de los médicos y de los servicios de salud, en donde se argumenta impericia, negligencia o dolo y que en la gran mayoría de las veces la demanda contra el médico es injustificada, y sin sustento real. Así mismo se ha visto un incremento notable de despachos jurídicos y aseguradoras que prometen actuar a favor o en contra de los médicos quienes están en total indefensión. Sin embargo el médico que se encuentra en el buen ejercicio de su profesión tiene el derecho a la equivocación como cualquier ser humano.

Las demandas hacia los médicos es un problema real de injusticia por la forma en que esta se lleva a cabo en donde de entrada se da por hecho de que al demandante le asiste la razón, aún sin haberse realizado las diligencias pertinentes al caso y que da como consecuencia que en muchas de las veces que al médico se le detiene. Otras de las veces se libra una guerra desigual frente a una demanda llena de incertidumbre ya que pasa por manos de abogados sin escrúpulos con un afán claro de lucro y que además están dispuestos a destruir una carrera profesional, honor y patrimonio, amén de momentos de una gran tensión y angustia que jamás se recupera.

Podemos mencionar cuatro elementos que fundamentan el derecho al médico a equivocarse:

1- La medicina no es una ciencia exacta, por lo tanto la fabilidad del médico es alta, a pesar de contar con la más alta tecnología. En Medicina es mas lo que se desconoce que lo conocido.
2- Cada enfermo es diferente a todos los demás y el diagnostico y pronostico tendrán variaciones importantes, además la evolución y el desarrollo de la enfermedad puede ser significativamente distinta, y la respuesta al tratamiento también es susceptible de manifestar diferencias.
3- El Médico puede demostrar que aun apegándose a las normas establecidas y cumpliendo con los estudios indicados, el proceso salud-enfermedad puede tener una apariencia y tener otra entidad clínica que se revela con la evolución o con el examen anatomo-patólogico final.
4- El Médico es un ser hu8mano susceptible de confundirse durante el proceso de la toma de decisiones, por falla que no cae en la impericia, negligencia o dolo. El médico más avezado con una notable experiencia puede equivocarse simplemente por confusión de datos.

Adquiere una gran relevancia el viejo adagio que dice; “solo los que no ejercen, no se equivocan nunca” y esto tiene una verdad implícita muy atinada ya que en muchas de las veces los críticos más acérrimos de un médico que noblemente ejerce su profesión es otro médico que nunca ha ejercido.

Se podría concluir que en términos generales el médico honesto, ético, responsable, probo, puede cometer errores muy a pesar suyo ya que como ser humano no es falible, la medicina no es una ciencia exacta y los enfermos tiene una individualidad clínica.
(Publicado en el Boletín del Colegio de Pediatría de Jalisco A.C.).

El pasado 23 de Octubre se celebro el día del Médico, y así como se celebran otros días o alguna ocasión especial, lo celebramos.
Así como existen los derechos Humanos, Derechos del Niño, Derechos del Paciente, también existen los derechos de los médicos:

CARTA DE LOS DERECHOS GENERALES DE LOS MEDICOS.
* Ser libremente escogido por sus pacientes como depositario de su salud y su confianza.
* Recibir trato digno y respetuoso.
* Tener acceso a educación médica continua y ser considerado en igualdad de oportunidades para su desarrollo profesional.
* Tener a su dispocision y de forma oportuna los recursos humanos y materiales necesarios para el adecuado desempeño de su profesión.
* Recibir protección e indemnización por los daños en su salud y los perjuicios que estos ocasionen, derivados y/o a consecuencia de actos propios de la práctica de su profesión.
* Recibir remuneración por riesgos profesionales.
* Percibir un honorario, sueldo o salario justo y acorde a su dignidad, responsabilidad y preparación, independiente del resultado de su trabajo.
* Derecho a la Protección, preservación y restauración de su prestigio profesional.
* Asociarse para la defensa de sus intereses profesionales, gremiales y no recibir trato indiferenciado ni discriminatorio.
* Autonomía del ejercicio profesional.
* Participar libremente en la atención médica del paciente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario