miércoles, enero 02, 2008

Editorial

A un año de gobierno

A 365 días de un nuevo gobierno, Tepatitlàn parece tomar un nuevo rumbo en la persona del señor Miguel Franco Barba, presidente municipal sustituto, después de que falleciera por una penosa enfermedad el profesor Raúl Alcalá, (Presidente electo) quien a pesar de estar sufriendo físicamente los estragos del cáncer, gobernó el municipio por seis meses, por desgracia sus seguidores se quedaron con las ganas por saber cuánto podría haber hecho el maestro por su tierra, ya que en seis meses y enfermo, poco pudo dar, sin embargo, el profe hombre bueno y con excelente visión, siempre confió en la persona de Miguel Franco, tanto así, que en vida casi siempre lo representaba en los diversos eventos y seguramente ( sin saberlo a ciencia cierta) tuvo mucho que ver para que Miguel se convirtiera en el nuevo alcalde; Miguel Franco oriundo de Cerro Gordo, es un hombre sencillo, serio cuando es necesario y alegre cuando el momento lo requiere, ha demostrado tener el temple necesario para gobernar y cuando tiene que tomar una decisión lo hace sin titubear, últimamente tomó para muchos lo que es sin duda una decisión acertada, la destitución del Capitán Rentería, hombre polémico que durante el tiempo que trabajo en el ayuntamiento hizo un papel aceptable, ya que llevó a cabo un proyecto en donde le dio seguridad a los tepatitlenses, sin embargo, su grave problema es que no escuchaba y en muchas ocasiones los policías abusaron de su poder, lo que ocasionó que llegarán quejas a los Derechos Humanos y al final estas quejas ocasionó el debacle de Rentería y su pequeño grupo de hombres de confianza, pero lo más sorprendente de esto no es que Rentería haya salido, eso ya se veía, el rumor se había expandido por toda la ciudad de que pronto el capitán dejaría el puesto, lo que sorprendió a propios y extraños, sobre todo a gente como Víctor Muro es que no haya sido tomado en cuenta e incluso ninguno de la èlite policíaca para tomar su puesto, el alcalde pensó para este controvertido puesto en un hombre sin compromiso y se sacó de la manga a un muchacho oriundo de Jalostotitlàn y que ya lleva varios años trabajando en la policía olvidada y lo nombra Director de Seguridad Pública, se trata de Gerardo Martínez Flores, un hombre honesto, trabajador y que en los lugares en donde ha prestado su servicio siempre lo ha hecho en bien de la comunidad y digo esto de Gerardo, porque es una persona que conozco desde hace más de 20 años y jamás he sabido que haya tenido problemas por traer siempre puesto un uniforme y es que ser policía no es nada fácil y muchos menos ser Director de una corporación policíaca tan importante como es la de Tepatitlàn, pues en un puesto de esos, que con más de alguno siempre has de quedar mal, por lo pronto Miguel Franco Barba ha demostrado en estos pocos meses que no es necesario haber ido a la universidad para ser un buen pastor…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario