viernes, febrero 01, 2008

Editorial

¿Y la feria en donde quedó?

Apenas estamos en febrero, pero las Fiestas de Abril Tepatitlán 2008 ya se están poniendo a todo su esplendor desde hace algunas semanas, con el pleito de cada año para formar el Comité Organizador.

Este año hay una nueva figura: antes que el Comité Organizador, el que tomará las decisiones será un Consejo de Feria que, parece, les salió por accidente cuando los regidores trataron de crear el Comité, propiamente dicho, en una sesión de ayuntamiento.

El caso es que primero está el Consejo y luego el Comité. De cualquier manera la Feria, al parecer, estará en manos del ayuntamiento luego del experimento del año pasado en que se la dejaron a un comité ciudadano pero no los dejaron hacer mucho. En ese tiempo supusimos que la autoridad diría, para este 2008, que la ciudadanía no sabe hacer ferias y por eso mejor se la queda el ayuntamiento, profecía que se cumplió. Sin embargo, los malpensados creemos que no es tanto que el ayuntamiento ande de acomedido organizado ferias nomás por darle gusto a la gente con los juegos mecánicos, las terrazas y los bailes de la fiesta, sino que los múltiples negocios que pueden hacerse con todas las actividades que se llevan a cabo en Tepabril son muy atractivos como para dejarlos ir así como así. Si tan sólo viéramos los resultados con ganancias que se tradujeran en obras, pero no. La Feria siempre termina con unos números negros tan débiles que parecen grises, si no es que en francos rojos, y altruismo de parte de los sacrificados funcionarios que participaron en el comité organizador no creemos que sea. Pero mientras, el Núcleo de Feria sigue igual que como se quedó en mayo del año pasado, con mucha gravilla, mucha tierra, mucho polvo en el estacionamiento, muy poca luz para tomar el atajo que conecta al Núcleo con la avenida Carnicerito sin pasar por la transitada Matamoros...

Quedarse fuera de la jugada es algo que las autoridades municipales no están dispuestas a hacer: ya sea en la Feria, en el Agua Potable o en cualquier organización que deba estar abierta a los ciudadanos "de a pie" y a la transparencia. Mientras eso no suceda, los malpensados no dejaremos de creer que existe gato encerrado… Y por eso me pregunto ¿y la Feria en donde quedó?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario