sábado, marzo 01, 2008

Don Nacho

Festejan a Don Ignacio “Agapito” de la Mora

Un domingo 27 de enero, las familias De la Mora Torres y De la Mora Vallejo se reunieron en el restaurant “Cristeros” para celebrar que toda la familia estaba reunida y aprovechando la visita de Tita de la Mora Vallejo, esposa del empresario Armando Martín del Campo, hija de Don Ignacio, mejor conocido como Don Nacho o “Agapito”, hermano mayor de la dinastía “De la Mora Torres”, se le hizo un pequeño homenaje.

En el transcurso de la comida y en donde se degustaron varios platillos y sabrosas bebidas, el ambiente familiar fue de primera, ya que se tuvo la oportunidad de escuchar la voz bravía de Pepe Franco que cantó la canción “Usted”, que fue con la que conquistó Don Nacho a su esposa María Esther, ahí y en pleno ambiente se aprovechó para contar diversas anécdotas para recordar esos tiempos pasados y mientras esto sucedía, los niños no dejaron de divertirse como duendes en el brincolìn, en fin, fue un día especial y agradable para la familia

UN MERECIDO HOMENAJE A JUAN IGNACIO DE LA MORA TORRES

Nacho de la Mora, conocido, mejor dicho conocidísimo entre sus amistades como “Don Agapito”, pues el a todos sus amigos les decía así y por eso se quedó con el apodo, desde que empezó a trabajar en los camiones del pacifico toda la gente desde la costa hasta el centro de la república lo conocía así, aparte de algunas de las frases que más se le conocen, pues a cada rato las dice son: “ LA PURA CHINGADA MAL IDEA” Y “ LE CAE AL QUE SUFRA”. fue y ha sido un chofer muy dedicado, responsable y consiente, pues en todo el tiempo que trabajó en los camiones nunca tuvo un accidente provocado por el, (más adelante le diré como fue su único accidente), tenía mucho cuidado y respeto por sus pasajeros y todos lo buscaban por que se sentían en confianza al viajar con él.

No pasó todo el tiempo que quiso con su familia por su trabajo, pero el tiempo que pasó fue de calidad, pues aprovechaba cada momento para salir ellos, ya fuera de viajes o de paseos cortos, le gustaba mucho ir al rancho y enseñarles a sus hijas las cosas que el campo daba, la vida silvestre, les decía que era comestible y cuales no, les enseñó también a recolectar hongos en la temporada de verano y a distinguir los buenos de los malos, pasaban unos ratos muy agradables, todos llenos de lodos y mojados, pero con varias cubetas de hongos, también los llevó a conocer gran parte de la república mexicana, siempre enseñándoles todo lo que conocía y mostrándoles las diferentes culturas de cada estado.

Un día tuvo un accidente al ir descansando, pues llevaba varias horas de manejar y su relevo tomó el camión, el relevo se quedó dormido y tuvieron el percance, llegó la Cruz Roja y sacaron a todos menos a Don Nacho, que por los gritos y la confusión no oían sus gritos, pues estaba en el camarote que se encontraba en una de las cajuelas del autobús, al irse toda la gente y quedarse solo y prensado, se sintió desesperado, pues creyó que ahí se iba a quedar.

Al rato pasan unas personas y se bajan a ver si los pasajeros habían dejado algunas de sus pertenencias y cual fue la sorpresa, que Don Nacho empieza a golpear el camión para que lo sacaran, poco después llegó La Cruz Roja y debido a que tenia varios huesos rotos, estuvo internado por mucho tiempo en el hospital, pero gracias Dios se recuperó, aunque ya no pudo seguir con su profesión de chofer, fue entonces cuando compró algunos camiones en la línea de “Los Azules” que iban a Guadalajara y otros que iban a Atotonilco, dedicándose nada más a lo administrativo, pues aparte de los viajes usuales, también hacia viajes especiales y excursiones.

Hoy en día, ya no se dedica a eso, vive de sus ahorros de toda la vida y dispone de más tiempo para su familia y lo aprovecha, sale mucho de viaje y no deja de visitar a sus amigos, que pasan ratos muy agradables con sus ocurrencias y chistes, Don Nacho tiene una familia muy bonita, vive agradecido con Dios por tener con el a Maria Esther, la mujer que siempre ha amado, sus cinco hijas, Tita, Lety, Tey, Ivonne y Mirna, felizmente cada uno casada, sus 13 nietos y dos bisnietas, por eso y por mucho más

“QUE DIOS LO BENDIGA Y CONSERVE POR MUCHOS AÑOS MAS”

La familia de la Mora Vallejo agradece a todas las personas que nos acompañaron en este día tan especial.
don nacho6
Nietos y bisnietos: Gael, Jaime, Andrea, Lety, Angela, Sergio, Karen, Esther, Valeria, Nacho, Fátima y Doña Mary y Don Nacho

don nacho1
Tita, Tey, María Esther, Don Nacho, Lety, Ivonne y Mirna

don nacho2
Jaime, Carlos, Toni, Pepe, Don Nacho y Doña Mary

don nacho3
Una gran familia, unidos para celebrar al jefe de jefes, Don Nacho de la Mora

don nacho4
Loreto, Octavio Huizar, Trini, Doña Mary y Don Nacho, Luz y Jorge

don nacho5
Andrea, Lety, Angelita, Nacho, Pepe y Leti. Familia Cervantes de la Mora

No hay comentarios.:

Publicar un comentario