domingo, marzo 02, 2008

A mi madre

A mi madre

Un ejemplo de vida

Por Mayra González


Hace 4 meses la perdí; las heridas y la nostalgia de no tenerla a mi lado aun me hacen sufrir. Sin embargo quiero que la conozcan quienes no la conocieron y la admiren quienes no lo hicieron.

Mi madre nació un 17 de enero de 1959, la primera de 8 hermanos.

A sus 16 años fue madre soltera; en aquellos años era muy mal visto eso y algunos de sus familiares y conocidos le recomendaban vender o regalar a su criatura, mas sin embargo a pesar de toda la adversidad y que el mundo se le fue encima, mi madre decidió tener a esa pequeña que vino a ser una luz y la personita que sin saber la acompañaría en sus últimos momentos de vida y durante toda su agonía.

Años más tarde se caso con mi padre, del que prefiero omitir el nombre, y procrearon 4 hijos más, 3 mujeres y un varón. Mi madre era una mujer muy guapa en ese entonces y siempre fue muy trabajadora. Era muy responsable en sus obligaciones de casa y como mamá muy amorosa y expresiva con nosotras. Mi padre como muchos otros que hay en el mundo no fue responsable con nosotros. Y mi mamá sola nos saco adelante. Desde que tengo uso de razón mi madre nunca dejó de trabajar. A mi padre le dieron un trabajo en una forrajera y a mi mamá le dieron trabajo arreglando las oficinas, y como papa no la ayudaba mucho en la casa, mi mamá puso una tiendita en la casa donde también vendía comida y productos de catálogo y le planchaba a un doctor y a su familia su ropa además de arreglarle por un tiempo su consultorio. Desde que recuerdo mi mamá no dejó de luchar nunca por sacar adelante a sus hijos. Cuando yo tenía 15 años mi mamá se vio obligada a dejar a mi papá a causa de la violencia familiar que sufríamos por parte de el. Mi mamá aguantó mucho pero cuando nos afecto a nosotros decidió separarse. Así que le pidió el divorcio y mi papa le dijo que si pero que renunciara a un terreno y a una casa de infonavit que tiene. En el DIF le recomendaron a mamá que no aceptara por que nos dejaría en la calle. Y mi mamá no se divorcio pero lo dejó. Ahora entiendo que no renunció a los bienes materiales por dejarnos algo a nosotros por que me dejó bien visto que ella podía salir adelante sin el y sin sus cosas. Ya que después de dejarlo y antes de eso nunca le pidió nada, ni para ella ni para nosotros.

Después de dejarlo vivimos solos con mamá. Y como hijos rebeldes admito que también nosotros cometimos el error de hacerla sufrir también. A excepción de su hija mayor, su lucecita. Después de unos años y un bonito noviazgo mi hermana la mayor se casó y unos meses después mi hermana la que sigue de la mayor esperaba un bebe y aun no se casaba. Cosa que a mamá le dolió mucho por que la veía sufrir como sufrió ella. Aun así mamá la apoyo en todo momento. Cuando iba a tener su bebe le dijeron que venía mal y la mandaron al Centro Médico de Guadalajara y mamá se fue con ella. Ahí dormía en el piso de abajo en las bancas y paso días de hambre, noches de sueño, fatiga y preocupaciones. En ese entonces vivíamos en una casa de un tío hermano de mamá al que ella quería mucho.

En el año del 2004 me casé y me fui a vivir a Zamora Michoacán donde tuve mi primer bebe y mi madre estuvo en todo momento a mi lado apoyándome. Unos meses después causa de nuestra irresponsabilidad como hijos, mi tío le pidió la casa a mamá y ella decidió irse a Zamora conmigo. Por supuesto en otra casa. Con la aspiración de ser libre con sus hijos. Y se fue. De nuevo unidas, ya que habíamos pasado por momentos difíciles donde teníamos diferencias pero lo superamos y éramos de nuevo las mejores amigas. Reíamos y llorábamos juntas, todo nos contábamos. Si no estaba en su casa estaba hablando por teléfono con ella. Yo le confiaba mis cosas y ella sus cosas me las contaba a mí. Hasta que en agosto del 2006 le ofrecieron el cambio a mi esposo para Tepa y aceptó. Mi mamá no se quiso regresar conmigo y se quedó. Aun así todos los días nos hablábamos por teléfono. Y si se hacia tarde me hablaba ella preocupada que por que no le había hablado. En diciembre de ese mismo año lo festejamos en familia y ella estuvo a nuestro lado sin saber que seria la ultima navidad que festejaríamos juntas. Y en febrero del 2007 comenzó su calvario. Decía que no podía orinar pero no quería atenderse, yo le decía que se viniera a Tepa y aquí la checábamos, pero no quería dejar a mis hermanos solos ya que mi hermano menor andaba en malos pasos. Meses después me traje a mi hermana la que sigue de mí por que mamá estaba batallando un poco con ella por su rebeldía y mi madre ya estaba enferma. Hasta que un 10 de mayo mi esposo me trajo a mamá como regalo, para ese entonces yo esperaba otro bebe y estaba a unos días de aliviarme. Estando mamá en Tepa mi hermana la mayor la llevó al doctor donde le dijeron que tenía cáncer de vejiga. Ella no se enteró pero mi hermana si y la mandaron al Centro Medico de Guadalajara. Ahí la internaron varias veces. Ella sufrió mucho en su enfermedad. En la impotencia de sentirse cada día mas débil, cuando la canalizaban le tronaban sus venas y le dolía muchísimo., ahí sufrió mucho hasta de depresión. Y yo cuando la pude cuidar me acobardé de ver a mi madre que fue mi padre y mi amiga postrada en cama y sufriendo. Mi cobardía no me permitió cuidarla más tiempo del que lo hice. Un día mi hermana le dijo, Mamá tienes cáncer nos proponen radioterapia pero si tu te quieres ir a casa vámonos. Y ella dijo ¨no mija lo que se me tenga que hacer que se haga¨. Días después un sábado por la noche mi hermana me hablo que veía a mama extraña y al siguiente día en la mañana fui a verla, era domingo 9 de septiembre. Cuando llegué le dije:¿ madre como estás? Y ella me contestó: Mal hija, me estoy muriendo, pero a nadie le había dicho por no mortificar a mi abuelita y a mi hermana. Me dijo, siento que me voy apagando como una vela. Y ese día falleció, mismo día en que papá cumple años y que ahora va a ser una fecha trágica para mí. Poco antes de fallecer ella veía a nuestro señor San José, a Jesús con sus ovejas y angelitos.

En su velorio estuvo en todo momento acompañada por amigos, vecinos y familiares. Todos la amábamos. Y todos derramamos lágrimas por la perdida tan grande de un ser humano que se quitaba el taco por dárselo a los demás. Sus hijos, su mamá, hermanos, amigos… todos nos sentimos destrozados por que se nos fue nuestro ángel.

Ahora que esta en un lugar donde los ángeles se reúnen a admirar el rostro de nuestro señor.. Se que mi madre duró y sufrió por nosotros, sus hijos. Y se que su vida no fue en vano, ya que para mi la asemejo a Nuestro señor ¨ Que dio la vida por nosotros.

En esta parte quiero dar gracias a Dios y a muchas personas. Por permitirme tener a tan bella madre. Gracias por los buenos momentos que nos dejaste pasar juntas. Gracias Dios por no haber hecho su agonía más larga y por ponernos a tantas personas buenas en tan duro camino. A BLANQUITA mi hermana la mayor. Por estar con mi madre cuando mas lo necesitaba, pues yo en mi cobardía no estuve mucho en el hospital. Eres una bendición en nuestras vidas. A mis abuelos maternos por estar a nuestro lado y a mis tíos por su apoyo emocional y económico. A los amigos de mamá, Vicente Casillas, Consuelo de la torre, Vita Franco, a todas las personas que oraron por ella y a mi Madrina Rosa Gutiérrez por estar a su lado y apoyándonos a nosotros su familia. Te quiero mucho Madrina.

A ti mamá quiero decirte que hoy te siento presente en mi, que me separaron de tu cuerpo, pero tu alma y tu esencia siguen en mi. Que hoy no necesito hablarte en voz fuerte para que me escuches, y que hoy vives en mí, en mis llantos, mis sonrisas, y mis pensamientos. Se que seguimos siendo inseparables como antes, que aun desde donde estas ríes conmigo, lloras conmigo y claro te conozco tan bien que se que hasta en algunas ocasiones te burlas de mi. TE AMO ELISA GONZALEZ, MI GUERRERA INVENCIBLE, MI LUCHADORA INCANSABLE, A TI MI AMIGA CONSTANTE DE TODAS LAS HORAS. POCAS PERSONAS DEJAN HUELLA EN NUESTRAS VIDAS UNA DE ELLAS FUE MI MADRE, SE DABA ELLA MISMA COMO DICEN HASTA QUE DUELA. EJEMPLO DE MADRE PADRE, AMIGA Y MADRE DE OTROS QUE NO ERAN SUS HIJOS PERO LOS ADOPTO.

1 comentario:

  1. Anónimo2:19 a.m.

    que bueno que expresas tu sentir y reconocimiento e ese ser tan especial: MADRE, animo¡

    ResponderEliminar