sábado, marzo 01, 2008

Poesías

Ninguna mujer

C. L.A.E. Juan Manuel Becerra Casillas

Ninguna mujer…
me pone más nervioso,
más que tú…,
trémulo y absorto quedo
cuando enfrente estoy
de tu celestial belleza,
las palabras que con ansia
quiero decirte
se las lleva el viento
y sólo quedan en mis labios
sonidos ininteligibles,
ondas espaciales que fluyen
de mi atolondrado cuerpo
que tiembla con profusión,
terremoto eres para mi
desvastado e inerme
estatua hecha pedazos
con estrépito cae
rendido a tus pies…,
mis ojos poseídos, hechicera
encadenados están
dentro de tus almendrados ojos
dominio divino, atado
magnetismo que me aprisiona
sujeto a ellos con fuerza
inmóvil con complacencia acepto
tan dulce prisión…,
ninguna mujer…,
me tiene prisionero
sobre de mi…, más que tú…,
imagen inmaculada auténtica
al escuchar tu voz
imperiosa resuena en mi interior
temblando de emoción
postrado estoy ante ti
sudor que cubre mi frente
coronada por tu presencia
gotas múltiples la invaden
nublan mi vista,
sol divino eres,
nervioso por todo ello estoy…, siempre.

Son las tres de la madrugada

Son las tres de la madrugada
y aún despierto estoy…,
rondas, dentro de mi cabeza
cual remolino vertiginoso
que me lleva y trae,
sube y baja en mi interior
sembrando rocío de cristal,
extracto matutino auroral,
te veo y siento…,
penetrar en las profundidades
luz de destellos fragmentados
en lo más recóndito
de mi acallado ser,
recorre tu presencia
arcoiris de belleza perpetua
sonrisa glamorosa celestial
dentro, muy dentro…,
de mi volcánica sangre
erupción incontenible,
estrepitosa y avasalladora,
estallido krakatoriano
que me hará explotar,
y volar en mil pedazos
sabiendo que no estás
cerca, muy cerca en mi…,
cantos de violín se escuchan
en la intempesta noche
que voraz ha consumido
el fulgor de las estrellas,
la candidez mustia de la luna,
noche negra y fría,
negrura que invade mi alma
sigues rondando…,
esfuerzo inútil de alcanzarte
como agua te escurres
de mis necesitadas manos
de poder tenerte,
tocar suavemente,
la delicadeza de tu espíritu,
esfumas tu imagen
vuelvo a la realidad,
y aún despierto estoy…,
insomnio tuyo,
aprisionado me tienes
y seguirás rondando
por mucho tiempo más…,
amanece…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario