martes, julio 01, 2008

Manejo de residuos

Manejo correcto de residuos peligrosos biológico-infecciosos

La Semarnat y la Secretaría de Salud elaboraron una Guía para facilitar el cumplimiento de la norma que regula el manejo de estos residuos


Con el propósito de que el sector salud lleve a cabo una gestión ambiental adecuada de los Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos (RPBI), Las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la de Salud elaboraron la Guía de Cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana, NOM-087-SEMARNAT-SSA1-2002, la cual facilitará y orientará su aplicación.

Indicó lo anterior el Subsecretario de Gestión y Protección Ambiental de la Semarnat, Mauricio Limón Aguirre, durante la presentación de dicho documento, el cual, dijo, permitirá que se cumpla la norma dentro de los establecimientos generadores de RPBI y de los prestadores de servicio a terceros; cumplir la legislación en materia de salud y medio ambiente, así como eliminar, reducir y controlar los riesgos al personal involucrado en el manejo de estos residuos.

Comentó que no se tiene una cifra que se pueda considerar exacta de la generación de RPBI en nuestro país; no obstante, añadió, se estima que es de aproximadamente 1.5 kilogramos de residuos por cama en un día, y si el número de camas que se tienen censadas es de poco más de 127 mil, entonces, la generación diaria estimada es de 190 toneladas por día.

Esto, precisó, sin considerar los centros de salud de consulta externa, laboratorios de muestras de análisis clínicos, consultorios particulares ambulatorios y establecimientos rurales, por lo que aclaró que esta cifra se debe manejar con reservas.

Mauricio Limón Aguirre aseguró que la infraestructura existente en el país cubre en términos generales la demanda para el manejo de este tipo de residuos; sin embargo, ésta no se encuentra distribuida adecuadamente en el territorio nacional, por lo que estados como Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Durango, Michoacán, Morelos, Guerrero, Veracruz, Nayarit, Querétaro, Quintana Roo, Tabasco, Tlaxcala y Zacatecas deben recurrir a plantas de tratamiento más cercanas y ello representa riesgos e incremento en costos de transportación.

En este sentido, La Subsecretaria de Fomento y Normatividad Ambiental de la Semarnat, Sandra Herrera Flores, señaló la necesidad de que cada entidad cuente con al menos una planta de tratamiento de RPBI, por lo que es indispensable, en primer lugar, que la población esté consciente de lo que es un confinamiento de residuos peligrosos y de su importancia en materia de salud y cuidado ambiental.

Un confinamiento, explicó, tiene condiciones controladas que garantizan que los residuos peligrosos no estén expuestos y provoquen daños al medio ambiente y a la población.

Indicó que la revisión y cumplimiento del marco legislativo es una de las prioridades del Gobierno Federal, y en el caso de la NOM-087, se está cumpliendo con los objetivos señalados en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización en el sentido de cuidar el desarrollo económico del país, no obstaculizando la creación de empresas, sino ampliar la gama de tecnologías que pueden ser aplicadas a las distintas actividades normadas.

Finalmente, dijo que el problema de los residuos en el país, no sólo de los RPBI, sino también los sólidos urbanos y los de manejo especial, es una tarea de los tres órdenes de gobierno, el sector industrial y la sociedad en general, para lo cual la Ley General para la Prevención y Gestión de los Residuos establece la integración de un programa nacional en el todos participan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario