martes, julio 01, 2008

Sembrar

Sembrado sin sembrar

Juan Manuel Becerra Casillas

Sembrado sin sembrar...,
así hemos sembrado
las tierras aradas
de nuestra existencia,
manos callosas y cansadas,
pies agrietados y exhaustos,
sol que dentro de mi calcinas
ilusiones, anhelos y esperanzas,
semillas depositadas.

Sembrado sin sembrar...,
así hemos sembrado
las tierras labradas
de nuestra vida,
sembrando nuestro paso
convicciones e ideales,
reflejo de mi personalidad
lucha férrea entablada
en absoluto silencio,
semillas incrustadas.

Sembrado sin sembrar...,
así hemos sembrado
las tierras abonadas
de nuestra cotidianidad,
valores universales
libertad e igualdad,
semillas indestructibles
que en cada corazón
con esmero sembramos
rociadas de fraternidad.

Sembrado sin sembrar...,
así hemos sembrado
estas tierras rojas
de nuestro entorno,
tierras rojizas como sangre
que a borbotones fluye,
circunda mi espíritu
elevándose a la eternidad
espacio etéreo y puro,
semillas universales.

Sembrado sin sembrar...,
así sembré semillas de amor,
cariño, ilusión y dulzura,
en la tierra de tu corazón
recóndita profundidad de tu alma,
agua divina esperanzada
destellos llenos de sensibilidad
de haberte amado en la infinidad,
deseo de que en algún día
fructifique la simiente
del fruto de la semilla amorosa
sembrada en tu interior
y brote para que me ames...,
florezca, perpetuamente...

Sembrado sin sembrar...,
así han quedado mis tierras
que con sudor y esfuerzo
incansable labriego de mi vida
con dedicación y paciencia
he sembrado las semillas,
semillas de valores y virtudes
sobre la tierra rojiza, agreste e infértil
que al final del camino ha quedado
como cuerpo cansado, agrietado,
desplomado ante el vigor
y la fuerza del trabajo
ejercido con profusión y amor.

Sembrado sin sembrar...,
desoladas quedaron mis tierras,
ahora formo parte de ellas
y en semilla me trasformé
para dar vida y calor
a estas rojizas tierras.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario