sábado, octubre 04, 2008

Defender la producción pecuaria

¿Cómo defender la producción pecuaria de Los Altos de Jalisco?

Por: M en C. Idalia de Jesús Ruíz García
M en C. Juan Manuel Moreno Martínez
M en C. Hector Cruz Michel Parra
Investigaciones de la Universidad de Guadalajara
CUALtos

En una de esas declaraciones públicas el Ing. Alberto Cárdenas dijo: "no hay voluntad de Estados Unidos y Canadá para tocar el tema", refiriéndose al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), para ser renegociado. Esto significa que tanto los productores pecuarios como los profesionales que los apoyan en su diario quehacer están solos contra el mundo.

Pero se ha comprobado a través de la historia que la unión hace la fuerza, entonces tal vez sea hora de limar asperezas y ponerse de acuerdo los que de la producción pecuaria viven, para desarrollar y realizar un plan estratégico a corto mediano y largo plazo e inclinar la balanza de ganancias hacia México y no como estamos actualmente.

Hace no mucho tiempo, Estados Unidos regresaba de la frontera frutas y verduras, sin olvidar el caso del atún, argumentando que no pasaban el control de calidad que en aquel lugar se tienen, entonces las pérdidas económicas eran para los productores nacionales, por ejemplo de aguacate, jitomate y fresa.

Con base a este razonamiento, sucede que existen enfermedades en los animales que se están importando de Texas, por ejemplo, que no existen en el territorio nacional, pero, no se hacen exámenes de laboratorio a los animales que se están importando para verificar su estado de salud.

Entonces si se organizara un primer frente en las fronteras de profesionales capacitados para muestrear por ejemplo las pezuñas de los bovinos que se importan, se vería que la competencia disminuiría grandemente, poniendo como condición a los exportadores vecinos que tanto productos pecuarios como animales vivos, deberían ser muestreados en laboratorios mexicanos y realizados los análisis por profesionales mexicanos que "no vendan el alma al diablo" (cuestión nada fácil), así que dependiendo de los resultados se les deja o no pasar su producto.

La producción pecuaria bien organizada en comunidades, ejidos, uniones de porcicultores, ovinos, caprinos, lecheros por mencionar algunos, tienen la clave a través de la acción propia si esperar ningún apoyo por parte del gobierno, porque sería perder un tiempo valioso, donde se podría solicitar el apoyo de gente comprometida y capacitada dentro de las Universidades públicas o del Clero que también pudiera colaborar en ésta enorme empresa: ¡Salvar la producciín pecuaria de los Altos de Jalisco!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario