domingo, noviembre 30, 2008

Al mal tiempo...

Al mal tiempo... buena cara

Alejandro González Álvarez
ealexglez@yahoo.com

El octavo año del milenio se va con un marcado contraste en sus acontecimientos que fueron desde la abrumadora demostración de poderío del imperio chino con su fastuosa olimpiada y mensaje de ser una potencia mundial para tomarse en cuenta en cualquier negociación, hasta el paraduchos inesperado triunfo de Barack Hussein Obama en la contienda para Presiente de los Estados Unidos de América; el joven idealista de raza de color logró un triunfo con una campaña ejemplar en el mismísimo país del racismo y del conservadurismo.

En el ámbito nacional el 2008 no es precisamente un buen año para los mexicanos en el transcurso de 366 días (bisiesto) los mexicanos tuvimos que aprender casi sin darnos cuenta, como el que de repente adquiere un mal habito a vivir con elementos cotidianos que solo veíamos en las películas y en la realidad de otros pises lejanos, patrullas de federales, militares, armas, violencia, detenciones ejecuciones y miedo, mucho miedo invadió las calles, las casas, los edificios públicos, en fin, todo…

La famosa guerra contra el narcotráfico ha cobrado más que las victimas humanas de oficiales y civiles, ha cobrado la esencia del país entero, tal vez el Presidente de la República en su combate de bravatas nunca pensó en perder la guerra con un saldo tan doloroso como fue el de una psicosis colectiva de dimensiones nacionales que llegó incluso a que ciudades como Tepatitlàn que presumía de tranquilidad y de un nivel de vida de altísima calidad basado en la convivencia y en los valores de sus habitantes se vean afectadas por la inseguridad.

Al cierre del 2008 con la muerte del Secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño Terrazo, no solo el segundo de abordo si no su amigo entrañable y cercano, que a nadie convence la hipótesis del accidente, cabe pensar en la obligada reflexión del primer mandatario o pasa del pleito de declaraciones a acciones firmes y contundentes que devuelvan a la ciudadanía la confianza de que la guerra por el objetivo de desaparecer la amenaza de las drogas de nuestros hijos aun es alcanzable, o como gran estratega recapitula y termina con el baño de sangre en todo el territorio a través de negociaciones ya que cae en el riesgo de parecerse a George W. Bush por empecinarse en una guerra perdida en que el objetivo se desvanece y los costos son muy altos.

El cercano 2009 no solo iniciara con una amenaza de crisis económica global que nos afectara sin duda a los mexicanos por más que el discurso oficial sea el de que estamos preparados, pero los mexicanos somos gente de retos y sabemos superar las adversidades por difíciles que parezcan en Jalisco se realizaran elecciones para renovar el Congreso del Estado, Diputados Federales y Presidentes Municipales siempre hay esperanza y la madurez de los Jaliscienses y en especial de los tepatitlenses tendrá que verse reflejada en el voto de confianza por gobernantes con capacidad que den certeza y aporten para que las cosas cambien, ante la adversidad, el miedo y el pesimismo son paralizantes de la actividad humana, al final de cuentas los mexicanos estamos forjados a altas temperaturas y en la continencia tendrá que surgir como siempre el carácter, el trabajo y el empuje de la raza de bronce.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario