domingo, noviembre 30, 2008

Editorial

Las ocurrencias de Don Miguel

Mi compañero de trabajo periodístico en 7 días Gustavo González Ontiveros atinadamente escribe en la edición Núm. 525 lo siguiente “ Usted es el alcalde de Tepatitlán (refiriéndose claro a Don Miguel Franco Barba), nada de presidente sustituto, nada de que “honrar la memoria del profe Raúl”, nada de nada… Raúl Alcalá ya falleció y nadie difunto puede gobernar o hacer otra cosa. Si usted y su equipo quieren seguir viviendo a la sombra del muertito, entonces los demás no lo tomaran en serio como autoridad, muchos menos los detractores… Esto seguramente refiriéndose a que algunos aún viven del recuerdo del profesor a quien todos o casi todos reconocemos como un hombre bueno, pero nunca como un buen gobernante, porque lo cierto es que nunca llegó a gobernar, y como nunca pudo llegar a gobernar, no podemos señalarlo si fue bueno o malo, pero... La suerte o el buen juicio del profe seguramente pesó para que Don Miguel Barba Franco se convirtiera en el Presidente Municipal de uno de los municipios más importante de Jalisco ante el desconcierto de aquellos que se sienten heredero universal del PAN, a Don Miguel no hay que buscarle mucho, es un hombre de campo, acostumbrado a decir lo que siente y jamás estudia sus discursos y no lo hace porque no quiere cambiar su manera de ser, el nació en una pequeña comunidad y en donde sus padres le enseñaron siempre a hablar con la verdad, a ser siempre autentico y creo que Don Miguel sigue siendo ese hombre autentico que muchos aprecian y otros los critican, basta con recordar la última de sus memorables frases en la visita que hizo a Inifap el Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, en donde expresó “ Creí que en estos tres años nunca nos visitaría nuestro papá” frase que realizó con la mejor intención, que sin embargo ha sido motor para sus detractores e incluso con esa frase se hizo famoso en diversos programas de conocidas televisoras mexicanas, pero eso no acongojó al alcalde, por lo menos no lo ha dado a notar, el sigue con la misión que tiene encomendada, jamás o casi nunca rechaza una invitación, no importa si viene de ricos o de pobres, el sigue haciendo lo que ha hecho toda su vida, jugando con su humor, con sus palabras y con ese sentido para formar refranes, ya para culminar, recuerdo que en la toma de protesta de los nuevos integrantes de Coparmex, alguien le preguntóa Don Miguel, es cierto que te vas de candidato a diputado, -contestando de inmediato-, que pasó, yo soy gente decente, pero eres alcalde, bueno, eso fue por accidente, a lo que de inmediato el doctor Manolo le contestó, no fue por accidente, fue por muerte natural.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario