viernes, noviembre 28, 2008

Organoterapia

Organoterapia

Por MVZ José Antonio Olmedo Sánchez
Departamento de Ciencias Biológicas (CUAltos)

La organoterapia es un método terapéutico que cura el órgano enfermo por medio de su homólogo diluido y dinamizado.

El órgano sano diluido y dinamizado actúa sobre su homólogo humano para volver a equilibrar el funcionamiento alterado. Este principio deriva del idéntico y no del similar, dado que su ejecución hace intervenir mecanismos anatómicos fisiológicos e inmunitarios muy complejos. Por ello es fundamental que la especificación del medicamento organoterápico sea igual al órgano afectado.

Desde la más remota antigüedad los órganos de humanos y animales forman parte de la terapéutica humana, sea en China, en Grecia o el mundo árabe, eran prescritos estos órganos en infusión, ingeridos, untados, como amuleto, pero siempre se les asociaba con propiedades mágicas.

El origen de la ORGANOTERAPIA se remonta a los tiempos de la cultura griega y romana, donde ya se le atribuían propiedades curativas a los órganos de animales, las creencias populares consideraban que a través de los órganos se podía transferir al ser humano las cualidades de la actividad del mismo, entonces de forma empírica y sin ningún respaldo científico se utilizaban órganos.

En los escritos de PLINIO que llegan hasta nuestros días, nos encontramos que aplicaba esperma y testículos para contrarrestar la impotencia masculina, mientras GALENO utilizaba la vulva para la esterilidad femenina y específicamente la vulva de zorra la empleó en tratamientos para el asma.

En 1856 cuando BROWN SEQUARD estudió la actividad de la secreción de las glándulas endócrinas, sobre todo en el páncreas. Y diez años más tarde en 1866, MANTEGAZZA investigaría la aplicación de inyecciones de esperma con resultados terapéuticos.

En 1889 DIAMARE estudia los islotes de langerhans y posteriormente en los escritos de Castelino en 1910, también se observan aplicaciones de órganos de animales con fines terapéuticos. Existen antecedentes de que en 1921 BANTING y BEST aíslan por vez primera la insulina, fueron estos estudios preliminares los que han permitido desarrollar las investigaciones científicas hasta llegar a la nueva órganoterapia de nuestros días, reconocidos homeópatas utilizaban también la Organoterapia, como “lux” cuyos conocimientos en veterinaria permitieron experimentar con órganos de animales con fines homeopáticos, Constantin Herin, Conan, Duprat, Fortier, Berniville e incluso León Vannier.

Inicialmente se maceraba el órgano del animal, preparando el medicamento como en el procedimiento tradicional, se trituraba en mortero, se dejaba macerando en alcohol durante 21 días, a pesar de ser el mismo procedimiento que en los medicamentos homeopáticos; los resultados diferían mucho comparándolos con los de la homeopatía tradicional.

Hoy gracias a las modernas investigaciones sabemos que en este proceso el órgano perdía casi totalmente sus propiedades inmunitarias, generando escasos resultados en su aplicación.

Debido a esto, durante muchos años la órganoterapia estuvo en un letargo, hasta que después de muchas investigaciones, experimentaciones y la llegada de nuevas tecnologías. El día de hoy podemos respaldar con bases científicas la nueva ÓRGANOTERAPIA, como una opción terapéutica confiable.

La preparación de los medicamentos organoterápicos requiere de un proceso sumamente cuidadoso. La diferenciación de la nueva órganoterapia, reside en la forma de prepararlos. El método, de hecho acciona mecanismos inmunológicos que implican la integridad de las propiedades de los órganos a extraer.

Al hablar de un genuino medicamento organoterápico es de suma importancia asegurarse que cumpla con las más estrictas normas de calidad, sobre todo tratándose de la salud de un ser humano: implica un proceso de producción que contemple desde la selección del órgano en el animal adecuado, cuidando la calidad e higiene en el laboratorio, que cuente con el personal especializado y la tecnología para efectuar el proceso de transformación y conservación para finalmente producir un medicamento homeopático de calidad comprobable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario