viernes, noviembre 28, 2008

Riesgos sanitarios

Riesgos de contraer enfermedades de los animales al acudir a una exposición ganadera

Dr. Agustín Hernández Anaya
M.C. Sergio Gabriel Bravo Jiménez
Profesores de Tiempo Completo Centro Universitario de los Altos

Últimamente se ha vuelto muy común que en las ferias de los municipios se lleven a cabo exposiciones ganaderas, en ellas encontramos expositores que con gran júbilo preparan y llevan sus animales a exhibir y mostrar a todos el esfuerzo por alcanzar el agrado de los visitantes y de los jueces a la hora de la calificación.

Preparan y tienen sus animales impecables todo el tiempo, vemos como algunos les cortan el pelo, los bañan, los peinan y tratan de mantener lo más higiénico el espacio donde habitan y en ocasiones alcanzamos a observar que en el justo momento en que caen las heces de los animales al hacer sus necesidades los vaqueros las retiran para evitar mala apariencia y olores; que se les ensucien sus animales y probablemente, sin pensarlo, evitar que el animal transmita alguna enfermedad a los visitantes.

Los visitantes presenciamos que los animales de las exposiciones son muy diferentes a los que caminan sueltos por los ranchos, en la expo se ven limpios, ordenados, animales perfectamente preparados, en estado físico impecable y de un parado de vacas inmaculado, pocos nos percatamos que debajo de ese lustroso cabello se encuentra un animal que está invadido de organismos vivos que pueden transmitir enfermedades a los humanos, alguna de las enfermedades zoonóticas.

Estamos familiarizados con muchas enfermedades zoonóticas, como la tuberculosis y la brucelosis; tan comunes que existe toda una legislación y campañas de prevención para evitar que los humanos nos veamos contagiados y los animales que se exhiben en las ferias no pueden entrar a ellas sin un certificado que determine estar libre de estas enfermedades.

Pero las enfermedades menos comunes, aquellas silenciosas y que no se ven a simple vista; veamos sólo algunos ejemplos de microorganismos que pueden llegar a afectar la salud de los visitantes. Existen muchos tipos de bacterias E. Coli algunas más letales que otras, una de ellas, la que produce varias toxinas poderosas llamada Shiga. E. coli 0157:H7 puede vivir en el tracto digestivo del ganado y en el estiércol sin que haya signos de la bacteria.

En personas que por accidente ingieren una extraordinariamente pequeña cantidad de esta bacteria. Los síntomas de la infección empiezan de los dos a los ocho días después de la exposición inicial y pueden incluir, dependiendo de cada paciente, vómitos, dolor abdominal, diarrea leve o sanguinolenta, colitis hemorrágica y un pequeño porcentaje, un síndrome urémico hemolítico.

Otra bacteria que podría hacer que nuestra visita a la expo ganadera fuera inolvidable es la Salmonella, estas provocan infecciones gastrointestinales de forma súbita, con dolores de cabeza muy intensos, fiebre, cólicos, nauseas y diarrea.

Las personas infectadas con salmonella presentan los primeros síntomas entre 8 a 36 horas después de la exposición; la enfermedad tiene una duración típica de una semana.

Hay varios factores que aumentan la posibilidad de que se trasmitan las enfermedades en las ferias y zoológicos. El primero es el clima, ya que las ferias usualmente se llevan a cabo en la época más calurosa del año y esas temperaturas más cálidas le dan a la bacteria más posibilidades de crecer; segundo, los animales duermen en camas normalmente hechas de pajas de esquilmos agrícolas, donde defecan y orinan los animales, y que es precisamente el sitio donde duermen los mismos, poniendo en contacto las heces o los restos de heces con la piel del animal, contaminando con ello esta parte del mismo; el problema radica cuando las personas acarician a los animales, les damos unas palmaditas, es decir estamos en contacto con los animales; tercero, nuestro consumo culinario dentro de la feria, ya que al acudir a la expo vamos a comer, tomamos algún tipo de líquido, fumamos o sudamos y se abren nuestro poros; cuarta, los animales al entrar en procesos de calificación, trasladarlos a bañar, a la ordeña entre otras maniobras, pueden infectar tanto pasamanos, pasillos o cualquier sitio de la exposición, por lo que podríamos contaminarnos en cualquier lugar.

Tanto E.Coli como Salmonella son excretadas por animales sanos a través del estiércol y después de contaminar la cama donde están los animales, contaminan el pelo, los cascos de las patas, una vez asentadas en algún sitio las bacterias tienen la capacidad de sobrevivir por periodos prolongados, conservando la posibilidad de adherirse a otra superficie.

Así es que lo mejor que podemos hacer es tomar las medidas sanitarias necesarias al acudir a las exposiciones ganaderas o al zoológico, lavarse muy bien las manos al consumir algún alimento, al llegar a la casa, tener un cuidado especial de la ropa que llevamos ese día puesta para evitar diseminarla en el hogar y desde luego que las autoridades sanitarias hagan la parte correspondiente en el sentido de evitar que animales enfermos lleguen a las ferias, los organizadores de la exposición verificando que todos los animales estén sanos, tengan todo su control sanitario al día, darle mantenimiento al sitio de exposición, desinfectarlo antes del inicio de cada feria, tener sitio para que los visitantes se puedan lavar las manos.

Los prestadores de servicios dentro de la feria que lleven un control sanitario de sus productos, desde el momento en que llegan, el manejo durante la feria así como cuando se retiran de sus estantes comerciales, especialmente a todos aquellos que venden productos alimenticios, porque de nada serviría que los visitantes tomemos todas las medidas sanitarias si los productos que consumimos se encuentran previamente contaminados.

Ciertamente no queremos que se acaben estas actividades ni privar al público y a los niños de estas oportunidades. Sin embargo, sí es necesario que todos los organizadores de ferias alerten a sus visitantes del peligro implícito y orientar con los medios adecuados, para minimizar los riesgos asociados con el contacto humano y animal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario