sábado, noviembre 08, 2008

Tlatelolco

Mitología, obstáculo para conocer movimiento del 68

México, D. F., a 9 de octubre de 2008.- René Avilés Fabila criticó "la necesidad de figurar de un montón de personas" alrededor del 2 de octubre de 1968, la cual estorbó el análisis sobre las razones de fondo del movimiento y generó una mitología que obstaculizó, incluso, la forma de ver la historia: "si se falsifica una noche podremos preguntarnos con preocupación: ¿qué habrá pasado a lo largo de la historia de México?".

Efectivamente, "nos sacrificaron, persiguieron y golpearon; esto fue terrible, pero ahora cuál es el paso siguiente. Tenemos 40 años discutiéndolo y es momento de dejar de llorar a los muertos y pensar ya en un México totalmente diferente", afirmó el escritor y periodista durante su conferencia magistral para cerrar el Coloquio 1968: Antes, durante y después del 2 de octubre.

En el evento organizado por la Dirección de Fomento Cultural de la Delegación Miguel Hidalgo, el Archivo Histórico del Instituto Politécnico Nacional y la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, Avilés Fabila recordó que eran tiempos de la Cuba revolucionaria, de las expediciones del Che Guevara, de las campañas políticas de Salvador Allende, que marcaron a su generación.

"Veíamos al nacionalismo priísta como algo atrasado, escuchábamos rock alternativo y la nueva canción latinoamericana, el movimiento estudiantil era gozoso, divertido y retador, creo que es la parte que se ha olvidado", expresó ante el público, mayoritariamente alumnos de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros que se congregaron en el auditorio Prof. Lauro Estrada.

"Esa parte gozosa no está más. ¿Qué sucedía entonces cuando salimos a la calle emocionados con la consigna de vamos a hacer el amor, vamos a cambiar al país, vamos a bailar rock. Ya no más nacionalismo barato en el cine o en la literatura", agregó.

Ahora -afirmó el escritor- parece que sólo queda la necesidad de figurar de un montón de personas y con ello se pierde de vista cuáles fueron las razones de fondo gestadas alrededor del movimiento, cuántas demandas estudiantiles se convirtieron en políticas. "Todo esto es algo debemos ir analizando y tener bien claro en lo referente a la mitología, que si se falsifica una noche, podremos preguntarnos con preocupación: ¿qué habrá pasado a lo largo de la historia de México?".

Expresó que en cuanto a la literatura, muchos le llaman la década prodigiosa, que alcanzó hasta el '72, cuando se da un giro para empezar a hacer la crónica del 68. Pero, curiosamente, los libros de esa época tienen más el contenido de protesta".

La participación del escritor y académico de la UAM concluyó con la propuesta de realizar un análisis a fondo para saber exactamente qué pasó en el '68, qué hacían los escritores, los intelectuales y después estudiar qué hicieron todos estos artistas y dirigentes del movimiento estudiantil. "Es algo pendiente, estamos en plena mitología, me asombra la cantidad de héroes que han aparecido".

Para René Avilés Fabila, autor de la novela El gran solitario de Palacio, presentada en 1971 en Argentina, debido a la censura mexicana, "lo que venimos festejando es ese momento, es el 2 de octubre no se olvida, pero el resto del año fue un año que, además, internacionalmente había una gran agitación política.

"Olvidamos la belleza de las multitudes coreando consignas antiimperialistas, contra el PRI, levantando las efigies del Che, de Ho Chi Minh, Mao y Lenin, resultaba emotivo porque México no había vivido eso en muchos años. Eso sí, en el 68 llegamos con una gran ingenuidad y salimos cambiados".

Finalmente, Avilés Fabila aseguró tener confianza en que los jóvenes aprovechen las experiencias de aquellos años.

Por su parte, Óscar Cortés Jiménez, profesor de tiempo completo de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, como sociólogo se ha encargado de estudiar profundamente los procesos históricos que nos han marcado. En su turno se proclamó en contra de las falsedades contadas del 2 de octubre de 1968, pues aseguró "hay un sinnúmero de personas que aseguran haber participado antes, durante y después del movimiento estudiantil y no tienen la menor idea de la realidad en relación a la matanza, a los hechos desgarradores que marcaron la historia de nuestro país".

El licenciado Jaime Valverde Arciniega, economista del Instituto Politécnico Nacional y presidente de la Fundación de Estudios Ciudadanos, AC, inició su participación con un poema de Rosario Castellanos relacionado al movimiento estudiantil y aclaró que lleva dos años buscando a diario en los archivos de las dependencias de seguridad, que aún no salen a la luz pública. "Hay testimonios de estudiantes y líderes que relatan lo que en verdad se vivió esa noche, son realmente desgarradores" enfatizó.

Al dar respuesta a la inquietud de un estudiante de la Benemérita, sobre el destino de los activistas, aseguró que sería difícil encajonar en una sola senda los diferentes caminos tanto de los activistas como de los líderes del '68, muchos seguramente jamás se pararon en un mitin, otros tantos se entregaron a los brazos del gobierno, pero para "mi el movimiento del '68 fue una gran fiesta de liberación, de honradez, de pureza, de independencia de lucha por las libertades democráticas en México".

Valverde mencionó varios cánticos de protesta expresados antes, sin embargo, el más significativo es el que permaneció hasta el fin de la lucha: "Si te detienes, sígueme, si me detengo, empújame, si te traiciono, mátame, si me matan, véngame".

Ana Lorenia García, Directora de Fomento Cultural de la Delegación Miguel Hidalgo, convocó a continuar con este tipo de mesas redondas para que se logre analizar con certeza lo que ocurrió alrededor de este movimiento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario