lunes, diciembre 29, 2008

Editorial


La pena de muerte


Polémica resultó a nivel nacional la propuesta hecha por el Gobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdez, en donde pide la pena de muerte a los secuestradores, por cierto, iniciativa que ya se hizo llegar a al Congreso de la Unión en la ciudad de México, sin embargo, esta propuesta que es aprobada por el grueso de los mexicanos comunes, para algunos políticos y sobre todo para algunos partidos es una propuesta electorera; Electorera o no, se “supone” que nuestros legisladores y digo nuestros porque fueron electos por nosotros están ahí para seguir en cierta forma el mandato del pueblo, sin embargo, cuando el pueblo en su mayoría tiene una petición no les hacen caso y es que la pena de muerte esta prohibida en nuestra constitución y aprobarla seria para muchos un retroceso, México vive en la actualidad días de terror, ninguna familia esta a salvo de los delincuentes, no importa si tienes o no tienes dinero, ellos (delincuentes) buscan tener algo en su bolsillo y no les importa sin dejan en las familias un lugar vacío difícil de llenar, los secuestradores siempre han sido una desgracia para las familias, durante años han aplicado su maldad sin tener castigo y aún hoy en la actualidad, muchos de ellos después de ser capturados y puestos en la cárcel, no tardan presos, porque son liberados por algún juez, echándole la culpa a la PGR que no supo armar el expediente del delincuente, sin embargo, tuvieron que darle muerte a dos miembros de familias de poder para que el gobierno abriera más sus ojos ante lo que sucede en México, la muerte de dos jóvenes estudiantes Alejandro Marti y Silvia Vargas, hizo que el país se conmoviera a través de la prensa escrita y por televisión que dieron a conocer estos hechos salvajes, sin embargo, ha habido miles de gente secuestrada, torturadas, ejecutadas y poco se había hecho, hoy, ante la falsedad y publicidad del gobierno de Calderón se hizo hasta la entrega de post morten a la familia Martì, y uno se pregunta, es que acaso no ha habido otros asesinados, acaso esta carta remedia algo, lo cierto es que la carta no sirve para nada, para lo único sirve es para que se hagan publicidad y manifestar que se sigue combatiendo el crimen y que aparentemente así es, pero no es solo el hecho de criticar al gobierno federal o la familia Martì, pero porque ellos nada más, lo cierto es que el gobierno nunca será parejo con el pueblo, siempre estará del lado de la gente del poder y nunca, pero nunca con la gente del pueblo, estos solo sirven para votar por ellos, aunque nunca verán la justicia de su lado. Y uno se pregunta que pasaría si empiezan a secuestrar a los hijos de los legisladores, seguirán pensando lo mismo, Señores, solo queremos un país tranquilo y darle a nuestros hijos un país digno para vivir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario