martes, marzo 03, 2009

Cuando lloran mis ojos

Martha Eugenia Martín del Campo Orozco

Parece que el cielo llora cuando lloran mis ojos
cascada de corazón herido al ver el mundo
con la carga de injusticia a cuestas..,
con el dolor de infanticidio y guerras.

Israel no es un pueblo ya escogido
por la mano del Señor un día
se convierte tan solo en asesino
del hermano de cruenta Palestina.

En mis Lares ya moran las tragedias
hay suicidios y narcos en su guerra
asesinatos en sus calles sin saber
que es la ciudad de Cristo Redentor.

Se pierde misericordia se cae en un abismo
por eso es que mi Tepa tan querido
ha perdido valores se pierde en rutas
donde no mora Dios solo los odios...

Y mis ojos siguen con llanto abierto
de sangre es el torrente que me cubre
cuando hayo desolación y muerte
en mi Tepa querido , en tierras rojas.

Hasta el amigo pierde sus valores
las mentes se extravían en laberintos
sin la luz de soles, sin el amor de Dios
porque la puerta se ha cerrado ...

¡Que difícil cuando el cielo gime
cuando sus ojos lloran sangre
dando a los míos un torrente
que va lastimando el corazón.

Y temo por mis seres queridos
por eso entre mi llanto gimo
pidiendo misericordia, amparo
para aquellos que viajan a mi lado.

Mas me falta pedir con insistencia
por los seres que viajan por el mundo
para que el cielo los proteja siempre
del caudal creciente de perdición.

continúa


Es por eso que al llorar mis ojos
lloran mil ojos mas que viajan
por regiones perdidas en abismos
de tristezas y desolación.....

Le pido al cielo que nos mande amparo
que detenga las guerras que asesinan
de un Israel que fuera un día
el hijo predilecto del Señor...

La tempestad arrecia con los tiempos
son presagio de fin desconocido
Señor vuelve tus ojos a ese llanto
enjúgalos con santa protección.

Abre los ojos del humano desalmado
el que los ojos lleva secos, muerto su corazón
sin compasión a sus hermanos y de lejos
cierra los ojos desalmado y frío.

Ya no teme al castigo que su Dios un día
diera a aquellos que a su ley faltaron
seca sus ojos sin brotar el llanto
el llanto que promete redención.

Y yo que soy un punto, sola lloro
cascada de impotencia va en mis ojos
y se escucha mi voz desbalagada
¡Protégenos a todos mi Señor.......!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario