miércoles, abril 29, 2009

Bioenergía

La obtención de bio-energía alternativa, límite nutricional

M. en C. Carlos Enrique Ramírez Peña
PhD. José Rogelio Orozco Hernandez
M. en C. Idalia de Jesús Ruíz García
Departamento de Ciencias Biológicas
Centro Universitario de Los Altos, Universidad de Guadalajara





A medida que la tendencia en el uso de ingredientes para, con una visión ecológica, obtener biocombustibles alternativos aumenta, se vislumbra un anticipado incremento en la disponibilidad de varios residuos agroindustriales que pueden ser empleados en la alimentación animal.

Dichos residuos o co-productos (conocidos así porque tienen un valor económico) son el resultado de la obtención de biodisel o del etanol como combustibles, el primero de ellos se obtiene del aceite vegetal a partir de las semillas oleaginosas como pueden ser el girasol, el cártamo, el frijol soya, etc….

Por otro lado, el etanol se produce mediante la fermentación de las moléculas que forman el almidón de los granos al emplear biotecnología y microbiota juntas para aumentar así la eficiencia de producción del alcohol que será destinado a los motores híbridos. Los dos principales residuos del proceso son glicerol en el caso del biodisel y los granos residuales cuyo almidón sufrió la fermentación en condiciones húmedas.

Para obtener el biodiesel es necesario someter el ingrediente a la acción de hidróxido de sodio y de potasio para romper la estructura de la grasa y posteriormente al metanol para así metilar el líquido resultante.
El glicerol que resulta se neutraliza con ácido clorhídrico, pero el residuo presenta altos niveles de sodio y potasio como resultado del proceso de obtención, lo que limita su inclusión en la alimentación animal.

Por otro lado la cantidad de metanol es muy pequeña y no representa riesgo, además durante el tratamiento térmico del peletizado se evapora el restante produciendo.

El glicerol puede emplearse como un recurso nutrimental que produce glucosa o grasa al animal, el cual se ha empleado en cerdos con diferente destino.
Sin embargo el metabolismo del animal puede limitar su uso dado que se requiere una enzima especial para emplearlo, por ello solo se emplea un 5% en cerdos, lo que garantiza un óptimo uso como ingrediente energético.
En algunos casos especiales el empleo de semilla tales como la de nabo o la actual canola, debido a su contenido de factores anti-nutricionales, genera la pasta de canola o simplemente canola que es la porción solida y se usa como sustituto de la pasta de soya obtenida del frijol del mismo nombre.

Los residuos sólidos de las oleaginosas destinadas para la obtención de biodisel o simplemente de aceite comestible generalmente se emplean en la alimentación animal ya que el tratamiento térmico reduce los factores anti-nutricionales antes mencionados.

Por otro lado, el residuo sólido generado en la obtención del etanol como biocombustible se denomina grano seco de destilería o Dry Distiller Grain + Solubles (DDGS por sus siglas en inglés) cuya variación en contenido nutrimental depende de la variedad de grano empleado y del tratamiento físico o químico que se le haya dado previamente. Además puede variar en la digestibilidad en el tracto gastrointestinal del animal que lo consumo. También puede variar con la cantidad de solubles del mismo proceso que le sean agregados, así como del tiempo de fermentación y tratamiento térmico para secar y hacerlo manejable. El deshidratado tiende reducir la disponibilidad de los aminoácidos del residuo sólido del proceso que sufre el grano.

Cuando se emplea el maíz en la obtención de etanol, el residuo sólido se ha incluido hasta en 15% sin afectar la producción, en cambio reduce el consumo, pero aumenta la cantidad de grasa blanda debido a la cantidad de ácidos grasos poli-insaturados presentes en la graso del ingrediente.

También hay que considerar que durante el tratamiento se generan hongos productores de micotoxinas que afectan la productividad de animales jóvenes como el pollo de engorda y los lechones.

Por ello, es necesario evaluar constantemente los ingredientes ya sea producto de la industria “normal” o para obtención de biocombustibles. Su uso en aves de postura no afecta significativamente la producción de huevo o su calidad, en cambio en ovinos tiende a reducir el consumo de alimento.

Para emplear el potencial de estos residuos como ingrediente, se deben evaluar de manera constante su impacto en la productividad, así como el efecto de enzimas exógenas para intentar mejorar la digestibilidad y hacer rentable su uso en la alimentación animal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario