miércoles, abril 08, 2009

La opinión de Alejandro González

Las fiestas que nos vienen

Por Alejandro Gonzàlez

¿En donde quedó la obra cumbre de la administración leonardista?

Cuando al final del año 2004 se habló de adquirir un predio para la construcción del núcleo permanente de la feria, el entonces Presidente Municipal Leonardo García Camarena lo anunció como la obra cumbre de su administración, algo así como el legado que su pasar por su enésimo cargo público le dejaría a Tepatitlàn; la intención era clara y había consenso entre los regidores de mayoría y de oposición, el sacar las manos del gobierno municipal en la organización de las fiestas y terminar con las especulaciones de desvió de recursos humanos y económicos así como el de innovar en la calidad de los eventos populares.

Un empresario (Camarena Nario) construiría las instalaciones a cambio de una concesión por diez años, los patrocinios de las marcas de cerveza y tequila cubrirían el gasto de un proyecto que presentado en una maqueta auguraba un recinto acorde con la categoría de Tepatitlàn y de sus fiestas abrileñas.

Han pasado cuatro abriles y de esa intención queda realmente nada, puras falacias y cuentos chinos, al famoso núcleo poco o casi nada se le ha mejorado, mucho menos el pensar en nueva infraestructura como podría ser una plaza de toros multifuncional, las instalaciones siguen siendo deficientes e indignas, del como ahora el concesionario es Francisco Javier Pérez Martínez, hermano de Arturo es todo un misterio.

Después de toda una telenovela de demandas, amenazas, dimes y diretes, el objetivo primero del núcleo de feria que fue tener unas instalaciones dignas y manejadas por la iniciativa privada para que el municipio no tuviera que distraer recursos humanos y económicos en la organización de las festividades abrileñas, esta muy lejos de conseguirse. Al darse la publicación de los miembros del comité de feria lleno de funcionarios vemos como hay una regresión que obedece a seguir teniendo el control tanto económico como de proyección para ciertos personajes, en donde no queda claro hasta donde llegan las atribuciones del comité (representante de la autoridad y “defensor” de los intereses del pueblo) y el concesionario (Francisco Javier Pérez Martínez “el puma” “defensor de los intereses de ¿?) o si ambos son el mismo.

La feria que tradicionalmente opera con pèrdidas, lo verán ustedes como en este electoral seguramente saldrá con ganancias, poco, pero ganancias, me refiero claro esta a ganancias públicas, las ganancias particulares esas no las podemos cuantificar.

Hasta cuando podremos pensar el que modelos de ferias como León, Guanajuato o Aguascalientes estén cerca, el que un patronato proyecte las festividades a algunos años, de que las instalaciones sean dignas y se convierta en una fiesta popular que atraiga el turismo y nos ponga en el lugar que tenemos que estar como municipio? ¿Hasta cuando el gobierno sacarà las manos del negocito por el bien de todos?

Mientras no pase esto seguiremos teniendo más de lo mismo ¿fiesta del pueblo o fiesta de unos cuantos?

Ojala que el año que viene con una nueva administración municipal se rompa con estos vicios.

Agradezco sus comentarios a: ealexglez@yahoo.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario