miércoles, abril 29, 2009

Un hijo ausente

Un hijo ausente

Por Gustavo A. Gutièrrez

Han pasado varios años desde que partiste.

El tiempo se ha acumulado en mi rostro desde que te fuiste.
Desde ese día en el cual por la puerta saliste y prometiste que pronto volverías.

Hace tiempo te fuiste porque creías que en otro lugar encontrarías un mejor futuro.

Te fuiste tratando de encontrar una forma de ablandar lo duro que era en aquel tiempo el presente.

Sin embargo, nada de lo que en ese tiempo vivíamos se puede comparar con el dolor que siento desde tu ausencia

Ya han pasado varios años y mi cuerpo empieza a decaer, pareciera que la naturaleza con el se ensaña, pues empieza a ver lo solitario que vivo, lo abandonado que sigo y como lentamente comienzo a elegir a dejar a un lado
las ganas de vivir.

El tiempo pasa y aun cuando de vez en cuando escucho de ti, la tristeza me invade pues no puedo evitar recordar que ya es mucho tiempo la ultima vez que te vi.

El tiempo pasa y de ti recibo cartas, llamadas y dinero. Pareciera que tu forma de pensar ha cambiado y ahora para ti lo material es primero.

Recuerdo que en los viejos tiempos un simple dulce te volvía el mas feliz ser que se pudiese ver. Ahora, parece que los lujos y el dinero es lo que necesitas, pero es gracioso que aun cuando te vistas con ropa de marca, con vestimentas de alto costo, nunca aparece en tu rostro una sonrisa con la misma intensidad como aquella que tenias mientras vivías a mi lado.

Ya a pasado el tiempo y la promesa de volver en unos cuantos meses se a convertido en años que transcurren sin mostrar un final a tu caminar lejos de mi. Ya a pasado varios años y aun no me dices en realidad cuando es que piensas volver aquí.

Mi cuerpo esta cansado, pues ahora necesita ser ayudado a sostenerse por un bastón que se a convertido en el acompañante diario de mi mano.

Mi cabeza siempre saluda al viento y pareciera que el tiempo en el que estaba sano quedo ya en el recuerdo.

Hoy estoy achacoso, amargado y fastidioso.

Hoy me siento cansado y sin ganas, y aunque los doctores tratan de encontrar la manera de ayudarme yo se muy bien que la razón es porque no estas a mi lado.

El que tu me hallas abandonado y hallas decidido hacer tu vida lejos de mi lado me convirtió en un ser triste, un ser que en las mañanas se viste sin saber ni sentir un motivo para hacerlo.

El que tu te hallas ido lejos para buscar una vida mejor la comprendo, lo que no entiendo es como puede ser que digas que el que estés lejos de mi sea lo mejor para los dos.

Como puedes decir que lo haces para mejorar nuestras vidas?

Como puedes pensar que lo mejor para los dos es que estés allá por tanto tiempo mientras mi único compañero es el viento?

Como puedes creer que alegría me da cuando recibo de ti dinero si yo lo único que quiero es volver a tenerte a ti entre mis brazos?

El tiempo ya ha pasado y parece que te has acostumbrado a vivir una vida lejos de mi, lejos de aquí.

El tiempo ya ha pasado y me he dado cuenta que me he quedado abandonado porque tu vida la tienes ya hecha, y en esa vida no hay cabida para un

Viejo cansado y aburrido que se siente perdido por tu ausencia.

El tiempo ya ha pasado y con el la esperanza de tener tu presencia frente a mis ojos, esos ojos que catarrosos poco a poco pierden la vista.

Hoy, una carta ha llegado y proviene de ti. En ella me mandas dinero y me cuentas de cuan bien te esta yendo.

Me dices excitado que a tu lado vive una persona con la cual te sientes a gusto y que comienzas a echar raíces nuevas.

Me cuentas ilusionado de como has logrado obtener un automóvil como el que siempre habías soñado.

Me explicas que en tu trabajo te esta yendo de maravilla, que tienes bastantes amigos y que estas tan feliz que no podrías pedir nada mas.

Incluso me das detalles de los planes que tienes para tu futuro.
Hoy, una carta me ha llenado de alegría y tristeza, de felicidad y dolor, de gozo y un sin sabor.

Hoy, una carta liquida aun mas las pocas ganas que quedaban en mi de seguir por estos rumbos, una carta que terminó con mi esperanza, una carta que sirvió como lanza pues en ella transmite la realidad escondida que solo alguien como yo, alguien que te quiere tanto, alguien que te ama, alguien que noche a noche pide en su cama el pronto regreso tuyo, podría entender.

Hoy, en esa carta tratabas de transmitir tu alegría, tu gozo. Esa carta que escribiste con la intención de compartir conmigo tu felicidad, misma que en parte siento por saberte feliz, por saber que al querer ya echar raíz es porque te sientes listo y preparado. Sin embargo, lo que mi Corazón lee entre líneas es que no volverás mas a mi lado, pues al parecer tu mente se a llenado de ese creer que no tienes nada a que volver.

Hoy feliz me siento por saberte contento, sin embargo no puedo evitar que el viento toque las lagrimas que por mi rostro escurren, pues los años transcurren sin poder tenerte en mis brazos por lo menos una vez mas.
Hoy, me siento contento y a la gente que me rodea le finjo que ese es mi único sentimiento. Ellas no saben que miento pues la verdad es que a mi alegría la acompaña la tristeza de entender la realidad, esa verdad que te alejara aun mas tiempo de mi y que ve desvanecer poco a poco las ganas en ti de volver junto a mi y vivir una vida juntos nuevamente.

Hoy en mi mente callado lloro pues eres tu al ser que mas adoro aun cuando no estés a mi lado.

Hoy en mis lagrimas calladas recuerdo el pasado y el tiempo me gustaría cambiar para lograr sacar de tu mente esa inquietud de viajar cuando aun no lo hacías.

Hoy, aun cuando rodeado estoy de otras personas a las que quiero, otros seres que me cuidan, no puedo evitar el sentir que mi felicidad por esta carta en un mentir, pues te siento como un pedazo de mi alma que ha sido arrancado de mi lado y que al parecer no podre volver a ver.

Hoy, la única esperanza que me queda después de leer esta carta es aquella de que un ser como tu, a ese que quiero, a ese que amo con mi alma, logre la felicidad plena y nunca viva lo que yo he vivido por tu ausencia.

Hoy, la esperanza de tu felicidad me mantiene satisfecho,y mañana, la esperanza de lograr besar tu mejilla por lo menos una vez mas antes de mi final, me mantendrá motivado a seguir mi vivir.

Hoy, tal y como lo he hecho por los últimos años estoy dispuesto a cambiar todo lo que tengo, todo lo material por tan solo un momento en el tiempo en el que pueda besar y abrazar a ese ser querido que no esta conmigo desde hace muchísimo tiempo. Ese ser que es mi vivir, ese ser que motiva mi existir, ese ser al que quiero ver para poder de nuevo abrazar tal y como lo hacia cuando pequeño cabía entre mis brazos.

Hoy cambiaria todo por poder tener junto a mi una vez mas a ese hijo ausente que partió de mi lado para tratar de brindarme una mejor vida sin saber que no hay vida mejor para un padre que vivir sin el dolor de tener un hijo ausente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario