lunes, noviembre 02, 2009

Poesía

Cabeza


Martha Eugenia Martín del Campo Orozco
Septiembre de 2009


Brillos de nuevo sol
Cuando duerme el abismo
y renace la aurora
hay pasión escondida
dentro del corazón
de las noches que en vela
desfilan por mi vida
pensamientos con aura
brillos de nuevo sol...

Mi corazón se alegra
cantan los pajarillos
trinos y arpegios nuevos
que con sus melodías
me trasladan al cielo
perfume flota en vientos
calidez en derredor
tesoros que llevo dentro
como bálsamo de amor...

Y llega el día tras la aurora
que me dice ¡ se feliz!
olvida cosas que hieren
contempla tan solo el sol
da a tu vida nuevo giro
vive rodeada de amor”

Cantando los pajarillos
se acercan a mi ventana
y yo saludo entre goces
lo tibio de la mañana
tiendo mis manos al cielo
atrapando entre mis dedos
los rayos del nuevo sol
que son cobijo en mi vida
al amor con luz de día
sin abismos ¡Solo amor!....



Ví la luz en mis ojos
Vi la luz en mis ojos como espejo
de pasados tiempos escondidos
tristezas y alegrías entre recuerdos
pero ya no éramos aquellos peregrinos
de los tiempos., camino de mil huellas
cuando brillaban las estrellas
cuando el sol alumbraba en esplendor...

Éramos tu y yo con todos a su lado
pero las huellas solo nos dejaron
unos para vivir en plenitudes
otro que arrebató la muerte
en un vaivén de sube y baja
llegaron otras vidas ya no propias
pero con nuestra sangre por sus venas
volvieron alegrías y penas.,
la luz brilló de nuevo en nuestros ojos.

Y ya pasaron muchos años por la vida
seguimos juntos con amor callado
en que se esconden las pasiones
pero brilla la luz en plenitudes
porque vivimos en el cuerpo de otros
que a nuestro lado viajan peregrinos
escuchamos las risas de los niños
que nos brindan amores y alegría
y con vuelo de lindas avecillas
avanzan por la ruta de la vida
en plenitud de juventudes ...

Hoy veo luz en mis ojos con reflejos
que persiguen las rutas infinitas
ausentes de los tiempos idos
que en busca van de eternidades
viajes de amor huidizo, pasajero
pero que permanece a nuestro lado...

Y el espejo entre luces pinta canas
como aureola que adorna nuestro pelo
pero con corazón vestido en juventudes
de todos esos años que se fueron
de los pasos que dimos por la ruta
que Dios nos puso en el camino
pero somos tan solo peregrinos
y sabemos que no somos eternos.

Veo la luz en mis ojos encendidos
con el amor guardado en corazones
de nuestros hijos al lado de sus hijos
de la alegría de tres generaciones
inocencia viajando en el camino
producto de amores que renacen
en el peregrinar de nuestras vidas..,

Continúa....

Veo la luz e mis ojos y en tus ojos
con el amor que duerme en nuestro pecho
envuelto en ansias que redimen
los pasos que dimos por la vida
al viajar por los tiempos que conducen
a lejanía envuelta en infinitos...

Pero aún viviremos plenamente
en todos los amores concebidos
que nos unjan de amor en el recuerdo
que nos perdonen para que recuerden
solo el amor que fue como el espejo
reflejo de nuestro corazón....

Y viajamos aún por el camino
con nuestro corazón abierto a nuestros hijos
que sepan que mucho los queremos
y en nuestra vida mucho los quisimos..

Ya son cincuenta nuestros pasos
por caminos presentes en la vida
donde unimos tristezas y alegrías
con el amor que guarda el corazón
que brille siempre en el espejo
por el espacio que falte por andar
para un día vivir en su recuerdo
en cofre de amores y perdón.....

No hay comentarios.:

Publicar un comentario