jueves, abril 01, 2010

La virgen de sus amores

Por José Alvarado Montes



La trayectoria del Hermano y Maestro Bruno, como toda buena Historia supera la fición y sobrepasa al relato, se vuelve interminable, ya que fue un hombre con la virtud de la paciencia, de gran intelecto aunque desaprovechado por la mayoría de sus escolares El con su enseñanza creo belleza que emergió al poner su mente, sus manos y su corazón al servicio de algo licito; uso su creatividad, imaginación y creatividad para transformar el conocimiento de sus alumnos.
Joseph Gellrich nombre verdadero, era ciudadano Alemán , al tomar el habito de los Hermanos Lasallistas, lo transformo al nombre de Bruno, su primer destino fue Cuba en la época que gobernaba Fulgencio Bautista, al triunfar la Revolución Comunista encabezada por Fidel Castro. Su Orden como muchas otras fueron expulsadas de la Isla, llegando a México.
En cierta ocasión, con algunos de sus Hermanos religiosos sufrieron un accidente automovilístico en el que hubo victimas mortales. El resultó gravemente herido encomendando su recuperación a la Virgen de San Juan. Transcurrido un tiempo sanó completamente, naciéndole una mística devoción a La Imagen que promovió y acompaño toda su vida.
Para los católicos, Jesucristo es la forma humana de Dios, Eva, es la madre de los seres Humanos, Maria es la Madre Espiritual con el agregado de la gracia y la posibilidad de conseguir canalizar los favores de Dios, es objeto de culto y veneración en diversos Santuarios del Mundo y en San Juan se encuentra uno de ellos, digámoslo así lo hallan entendido sus habitantes y autoridades o no, esta es una Ciudad señalada, una Provincia del Espíritu, Una Tierra de Luz, Un Punto de Contacto, entre nuestra realidad y lo invisible. Esto lo palpó profundamente el corazón del Hermano Bruno quien profesó apasionada devoción por la Virgen,
Una tarde de mayo se encaminaba a la casa de su Orden después de su acostumbrada visita al Santuario de la Virgen cuando vio que un perro que cruzaba la calle, fue alcanzado por un vehiculo que circulaba a gran velocidad, proporcionándole un impacto tan fuerte que lo arrojo a considerable distancia cayendo sobre la banqueta, El Hermano se apresuro a llegar donde se encontraba el perro con el propósito de auxiliarlo, se arrodilló y lo palpo con su manos dándose cuenta de que estaba muerto, lo que despertó gran compasión por el, presurosamente saco de entre sus ropas una Imagen estampada de papel y plástico de La Virgen de San Juan, comenzó a pasarla por el cuerpo del infeliz animal al tiempo que con gran devoción y lagrimas en sus ojos en voz alta le suplicaba La Virgen le devolviera la salud, para eso ya había varios curiosos reunidos alrededor de aquel incidente, El seguía con sus rezos y peticiones al cabo de un tiempo ante el asombro de todos el animal se estremeció y luego se paro . El no ocultaba su gozo y daba gracias a Dios y a la Virgen que dejó admirados a los presentes, El siguió su camino seguido por el perro que agitaba su rabo en señal de agradecimiento, este lo acompañó por algún tiempo, hasta que el superior de su Orden se lo prohibió, pero este no fue el único caso, si no que tengo conocimientos fidedignos que en dos mas en la que participo en resucitación y curaciones asombrosas invocando a La Virgen de San Juan. Es bien sabido que en ocasiones no se cumplen las leyes de la lógica y la física y ocurren los hechos llamados milagrosos que no se pueden explicar.

Cuando llegó el día de su jubilación pedía que se le dejara seguir en este lugar, cosa que le fue negada, con gran pesar obedeció la orden cumpliéndose aquello que dicen ¿POR QUE TENDRA QUE SER QUE LO QUE MAS SE QUIERE SIEMPRE SE TIENE LEJOS ¿ quisiera comprender quien lo dispuso así, que Mano Poderosa dirige el destino que los humanos indefensos tenemos que sufrir.

El HERMANO BRUNO por su formación y vida ejemplar fue poseedor de todas las virtudes, falleció el mes de enero del 2010 en Saltillo Coahuila, sus restos mortales fueron trasladados a este lugar cerca, muy cerca de la VIRGEN DE SUS AMORES.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario