domingo, enero 16, 2011

2011

Inicia un nuevo año, vienen los buenos deseos y los recuerdos de aquellos que amamos como familia, como amigos y sobre todo, de aquellos que de una u otra forma ya no están con nosotros físicamente, cómo no recordar a esos amigos que fueron parte fundamental en tu vida, yo doy gracias a Dios que en vida he encontrado excelentes amigos y cuento hoy a los que ya no están con nosotros, como es Francisco Javier Carrasco, Raúl Mier Castillo, Flora Margarita Peña Rodríguez, Nidia Barjau Santos y en especial a Gustavo Moreno y García, con este último me unió una amistad de hermanos, ambos seguidores del América e incluso llegamos a viajar a otros estados para ver al equipo de nuestros amores, Gustavo era un hombre que siempre le gustó los buenos restaurantes, le gustaba comer bastante bien sabiendo que esa buena comida podría causarle mal y al final le hizo daño, ya que padecía diabetes, hoy el buen Gus no está con nosotros, pero estoy seguro que este buen hombres en donde quiera que esté, me estará vigilando y apoyando en las buenas en las malas, como lo hace Don Luis Mendoza, mi padre, el hombre al que más he amado en la vida y al que siempre me gustaría imitarlo, sobre todo como hombre de casa y como padre, la verdad es que gustaría por lo menos ser el 20% de lo que él era, un hombre como poco, por lo menos eso pienso de él, cada quien podrá pensar como es o como era su padre y podrá dar su opinión, la mía es que tuve la suerte de tener un padre extraordinario, pero en fin, hay muchos recuerdos, mis abuelos maternos, mi tía Mili, mi tío Pìpe, mi sobrino Luisito y otros que están en mejor vida, por lo menos así nos han dicho siempre, porque yo como ustedes nomás conocemos esta vida, en fin, viene el 2011 y dejamos el terrorífico 2010, un año para olvidar en todos los conceptos, un año en donde el gobierno federal ha tomado decisiones que no has perjudicado en todos los aspectos: social, económica y sobre todo de seguridad, hoy vivimos en un país de miedo, de zozobra ante los actos de terror que se cometen en cada esquina, una guerra que inició nuestro gobierno y que hasta la fecha no se ve para cuando terminar, prácticamente es una guerra hasta el momento perdida, pues no solo son los actos de los sicarios, sino del mismo ejército que ha matado a más de un centenar de gente inocente y en donde solo señalan que son daños colaterales de una guerra, prácticamente perdida…
A nosotros solo nos resta rezar y pedir al señor que esta incertidumbre que vive el país, termine en este 2011.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario