miércoles, agosto 17, 2011

Sociales

Armando Gómez fue festejado por sus amigos al cumplir un año mas de vida.

Armando Gómez y Avelina González en compañia de sus hijos

Armando “El Charro” Gómez invitó a un buen grupo de amigos para festejar su cumpleaños, por lo que se reunieron en su terraza que se localiza en el Fraccionamiento Privado “La Hacienda”, durante varias horas Armando convivió con una gran cantidad de personas que saborearon un sabroso pozole, así como el consabido pastel. ¡Felicidades Charro!”

A las aun muy jóvenes mujeres y exalumnas del colegio Chapultepec festejaron 25 años de haber terminado de manera satisfactoria sus estudios de secundaria, motivo por el cual se volvieron a reunir para comentar esos buenos tiempos del pasado y los bue nos tiempos de hoy en día, la convivencia resultó agradable y todas estas chicas se divirtieron en grande. ¡Felicidades!

Con alegría se preparó espiritualmente la niña Marlene Muñoz Velázquez quien recibió por vez primera la sangre y cuerpo de Cristo en el templo de San Antonio. La acompañaron sus padres Ramón Muñoz y Leticia Velázquez y su madrina Fabiola Muñoz; durante la misa el señor cura José Guadalupe Prado le habló a la niña de la importancia de comulgar y sobre todo de seguir visitando la casa de Dios.

Al final de la ceremonia se ofreció una recepción en una terraza social y en donde la neocomulgante, sus padres y madrina recibieron innumerables felicitaciones.

El templo de San Antonio en Tepatitlán, fue adornado en su interior con flores naturales para recibir a la feliz pareja formada por la señorita Bibiana Vera González y el señor Rubén Gutiérrez Carrillo. Bibi es hija de los señores Atanacio Vera Vera y Ana Rosa González González, por su parte Rubén lo es de Rubén Gutiérrez González y María de los Ángeles Carrillo Montes, fungiendo como padrinos los padres de la novia y los señores Javier González Gonzàlez y Rosario de la Mora Contreras.

El sacerdote Guadalupe Prado invitó a la joven pareja a estar siempre juntos y amarse por el resto de sus vidas, después de estas palabras los bendijo y señaló que lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre.

Al final de la ceremonia los desposados se tomaron del brazo y caminaron por el pasillo central hasta llegar al atrio del templo en donde fueron recibidos por una lluvia de pétalos y recibiendo innumerables felicitaciones, minutos después los recién casados se trasladaron a un casino social en donde se ofreció una amena recepción y lugar en donde Bibi y Rubén vivieron un día inolvidable. ¡Felicidades!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario