sábado, agosto 18, 2012

Luis Fernando Sapién

Guadalajara, Jalisco, 23 de noviembre de 2011.- Son las 6 de la mañana. Los coches tienen las luces para conducir en las calles obscuras. Es el cruce de la Calle Lapislázuli y Cruz del Sur en Guadalajara. En el camellón, Luis Fernando Sapién se guía con su bastón para llegar a las ventanillas de los autos y pedir una moneda. Algunos automovilistas sacan la mano en el reducido espacio del cristal, otros pasan de largo, unos más le dicen “no” con el dedo como si fuera a verlos.

No saben que frente a él tienen a un Medallista Parapanamericano 2011 que ganó medalla de Plata en la categoría de 5,000 metros planos en los Juegos Parapanamericanos Guadalajara 2011. Se acabó la fiesta deportiva y regresó a las calles a pedir dinero.
En los coches viajan las señoras que llevan al colegio a los niños y ellas ya traen puesto la ropa deportiva para el gym, o el papá que va con sueño y lleva al niño con su tarea en las manos. Pasan los repartidores de gas que sacan una moneda de su bolsa o los choferes del transporte público que les parece un “estorbo” que pase alguien con bastón y con fuerza oprimen el claxon para apresurarlo.
A los que le dan unas monedas y a los que se la niegan se acerca esta reportera a preguntarles: ¿qué pensarías si te dijera que este chico es medallista parapanamericano y ha viajado a Nueva Zelanda, Beiging, Río de Janeiro, para representar a México?. “¡Maravilloso, muchas felicidades, qué orgullo para nosotros los mexicanos!”. Sigue otra pregunta ¿y si te dijera que el gobierno estatal no le ha entregado la beca para entrenar?
Unos se quedan callados sin sabe qué decir, otros más se limitan a decir “muy mal”. Héctor, indignado despotrica “¿qué mierda de país es este?, me impresiona lo que me dices y verlo aquí en el crucero cuando debieran apoyarlo”.
Entre los conductores está Alberto. Él no espera a que Luis Fernando le pida algo, rápido baja el cristal y le da 15 pesos. Lo saluda y lo felicita porque conoce que ese joven que está en el crucero y muchos subestiman y hasta le avientan el coche, es un medallista. Le llena de rabia saber cómo el gobierno sólo usa a los atletas parapanamericanos para el discurso, lo dice y se le corta la voz del coraje de que no se respete el esfuerzo de un deportista con un palmarés deportivo como este:
* Doble medallista de oro en 5,000 y 10,000 metros planos en los Juegos Parapanamericanos de Río 2007
* Récord parapanamericano en la prueba de 5000 metros planos con tiempo de 16’35.
* Plata en el Mundial de la especialidad, 2007
* Representó a México en los Juegos Paralímpicos de Beijing 2008
* Ganador del Premio Estatal del Deporte 2007
Desde hace 5 meses el CODE Jalisco en el área de deporte adaptado le debe la beca de 4,500 pesos mensuales a Luis Fernando Sapién. Le dicen que no hay dinero. Se cansó de ir para que le dijeran “vuelve después” y ahora sólo llama. Marca el teléfono y ahí la telefonista le repite, “no hay dinero”.
“Estoy pidiendo lo que ellos prometieron una beca de 4,500 mensuales” Le pregunto ¿de dónde sacaste dinero para los parapanamericanos? “Gracias a toda la gente que me compró boletos o me ayudó para salir adelante porque tuve que solventar todos mis gastos para poder irme a la concentración”.
Ante esta situación, sin recursos económicos, antes de ingresar a la concentración de deportistas Luis Fernando aumentó sus horas de entrenamiento, pero también el tiempo en las calles para reunir dinero. A veces vende boletos de la rifas de la organización “Invidentes unidos de Jalisco”. Cuando le alcanza compra dulces y si de plano, no hay para la inversión sólo “pide apoyo”. Terminaron los Juegos Parapanamericanos y Luis Fernando sale a las calles porque “no gano dinero si no vengo, como no trabajé en todos los parapanamericanos me quedé desfalcado y tengo que venir para tener para mañana porque hay que comer, eso es de diario”.
Se amarra las cintas de los tenis gastados con los que entrena y va al crucero donde queda un letrero de la ruta “panamericana” con la información de las sedes deportivas, como el estadio de atletismo en el que él corrió. Luis Fernando es optimista, sonríe y se ríe de lo absurdo que es ganar una medalla y no tener apoyos. Ama el deporte y eso le ha permitido seguir ahí aún cundo no se le ha garantizado plenamente el acceso al derecho al deporte consagrado en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
Este deportista, categoría S11,ciego total entrena desde el 2003, estuvo presente con la delegación cuando s e i z ó l a b a n d e r a me x i c a n a e n l a Villa Parapanamericana, así como en la clausura de los Juegos donde el presidente Felipe Calderón habló de voluntades y corazones, pero jamás sobre recursos para el deporte adaptado: “Gracias a ustedes atletas paralímpicos y parapanamericanos por demostrarnos que no hay barrera para los sueños, que no hay límites para los seres humanos cuando el corazón y la voluntad están de por medio”. Felipe Calderón siguió sin mencionar jamás que aumentaría la partida para el deporte adaptado porque para él estos atletas “nos han recordado que hay obstáculos, pero el corazón los vence”.
Para Sapién esas palabras son “puro discurso” porque el Presidente sólo “habló bonito pero los hechos son otras cosas”. Licenciado en Derecho y con 6 años en los cruceros, sabe que las medallas no le resuelven las necesidades básicas como comida, gas, luz y electricidad. Ha buscado trabajo en diferentes espacios pero no ha encontrado, hasta en el DIF ha tocado puertas y nada. Con el deporte necesita tiempo, entrena mínimo 3 horas diarias, lo que implica dedicación y a la vez gastos como “vitaminas, alimentación especial, ropa y calzado deportivo”. E s t e ma r t e s e s p e c i a lme n t e c ome n z ó má s temprano en las calles porque después de pedir Artículo d i n e r o f u e a s u c a s a p a r a a r r e g l a r s e , t oma r varios camiones y llegar a Casa Jalisco, donde el Gobernador Emilio González Márquez ofreció una comida a los deportistas paralímpicos que obtuvieron medallas para Jalisco, él entre ellos. Tras recordarle que estaba pendiente lo de su beca deportiva y la entrega de una casa por su triunfo en 2007 cuando rompió record parapanamericano en Río de Janeiro, el gobernador Emilio González hizo hoy una nueva promesa: que la próxima semana le da las llaves de la casa. Ojalá lo cumpla. Así lo anunció en Twiteer:@EmilioGlezM: La próx semana tendrá Luis Fernando las llaves de su casa.
Mientras Luis Fernando Sapién sortea coches en el crucero y guarda en su bolsillo derecho la medalla de Plata que sólo llevó en esta ocasión para que Dis-capacidad.com y sus lectores la conocieran. La cuida y la protege porque es de él y de su familia, no de los gobiernos que ni siquiera le han resuelto una beca que le deben desde hace 5 meses.
Un señor que pasa en el crucero y se da cuenta de que es un deportista destacado resume muy bien su situación: “primero héroes en la televisión y ahora me n d i n g a n d o ” . P o r l a ma ñ a n a e n e l crucero donde Luis Fernando pide dinero, la obscuridad se fue disipando hasta que salió el sol, así él espera que de la misma manera cambie su situación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario