domingo, octubre 14, 2012

Las golondrinas

Hasta hace pocos años las fachadas o contra esquinas, en las casas de San Juan Lucían una cruz, adorno usado desde la época colonial y cualquiera buena memoria recordará que ese era un lugar escogido por las golondrinas para pasar la noche, otras hacían sus nidos en las casas, así escogidas, los moradores las consideraban como de buena suerte y que garantizaba felicidad y protección contra rayos e incendios; a las golondrinas se les admiraba por ser aves que llegaban de tierras lejanas y su arribo anunciaba la llegada de la primavera. 
Se les veía volar contra corriente sobre las aguas del río , ejecutando piruetas con festiva alegría patrullando las calles de la población, su alimento, los insectos, cuando se introdujo la luz eléctrica y se instaló la red para distribuirla, estos pajarillos escogieron ciertos lugares para pasar la noche y era un espectáculo verlas tomar sus lugares y guardar una perfecta formación y distancia entre si con el característico bullicio que arman antes de dormir y al despertar entre si, los sitios escogidos es una calle céntrica cuya finca tiene una cruz, pero a ultimas fechas se les consideró como una plaga a la que han combatido con éxito y en este verano casi desaparecieron, nadie se ha preguntado si ésto ¿tendrá consecuencias? Ya que toda acción contra la naturaleza cobra su precio. Además con que derecho se les corre? Ya que ellas han llegado aquí desde hace siglos, este es su territorio, les pertenece por derecho de antigüedad, se sabe que sin las especies, nuestro sistema colapsaría. 
En otras culturas las golondrinas son motivo de orgullo e inspiración de compositores y poetas que les han dedicado canciones y poesías llenas de amor y elevación espiritual como consolación humana, en San Juan Capistrano ciudad de California E.E.U.U. festejan su llegada en forma tradicional, aquí le sirven de estorbo a mentes sin criterio y sin bondad. 
Las golondrinas que nos visitan proceden de Alaska y Canadá, su peregrinar les significa recorrer miles de kilómetros, de sortear infinidad de peligros y perder su vida; primeramente llegan los machos, poco después las hembras, al encontrar pareja la hembra se encarga de construir el nido y el macho de acarrear el material y la alimentación de la familia, pueden tener hasta dos nidadas, las que sobrevivan regresaran la próxima primavera, si es posible al mismo nido.
Los animales poseen capacidades sensoriales muy superiores a la de los humanos, la naturaleza ha acondicionado sus genes proporcionándoles mecanismos fisiológicos altamente especializados para que se adapten a la dura lucha por la supervivencia. San Juan es meta de peregrinos a los que se les debe gratitud, que es el sentimiento que nos conduce a estimar el beneficio o favor recibido y corresponderlo de alguna manera, entre los peregrinos que nos visitan y tratamos mal a estas LAS GOLONDRINAS. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario