domingo, octubre 14, 2012

¡Soy muy feliz!

Soy muy feliz, y así seguirlo espero.
No me importan ni honores ni blasones
Ni envidio de los ricos sus millones,
Ni el trato artificioso y lisonjero.

Deseo que mi equipaje sea ligero
Y tengo para ello mil razones,
Pesan mucho al vuelo los doblones,
¿Solamente volar, es lo que quiero!

Quisiera ser como la luz de la luna,
Que no ciega, ni hiere, ni molesta.
Sangre pura que corra por las venas.

Ser un puente en el río para que una.
Ser aroma y verdor en la floresta.
El esclavo que rompe sus cadenas.
Por Luis Gutiérrez Medrano

No hay comentarios.:

Publicar un comentario