martes, noviembre 13, 2012

Torsión testicular

La torsión testicular es una condición donde el cordón espermático que sostiene el testículo se tuerce. Los vasos sanguíneos dentro del cordón espermático pueden pellizcarse y el flujo sanguíneo al testículo puede ser bloqueado. Cuando el flujo sanguíneo al testículo se detiene, puede adquirir una infección, reducirse de tamaño y morir ( el testículo ). Generalmente esta condición sucede a un sólo testículo, pero también puede sucederle a ambos. Usualmente afecta a los bebés de arriba de un año de edad y niños de 12 a 18 años de edad.
La causa de ésta condición no siempre se conoce. Puede ser un defecto de nacimiento o aparecer cuando se ejercita y juega muchos deportes. Vivir en un medio ambiente frío o tener una lesión en la ingle puede incrementar su riesgo para esta condición. Los signos y síntomas pueden incluir un dolor repentino y severo, enrojecimiento e inflamación de su escroto. 
También puede tener fiebre, náusea (sentirse mal de su estómago) y vómito (devolver). Su médico puede usar un gamagrama o ultrasonido para buscar problemas en su escroto. El tratamiento ayuda a restaurar el flujo sanguíneo al testículo afectado. Es probable que mejore por sí mismo si el cordón espermático se rectifica por sí solo. Si no mejora, su urologo rectificará el testículo y el cordón espermático con la mano o con cirugía. Su urologo puede darle medicamentos para la fiebre y el dolor y antibióticos para tratar la infección. 
Diagnosticar y tratar esta condición tan pronto como le sea posible, puede aliviar sus síntomas y prevenir problemas más adelante. 

Riesgos: 
El tratamiento de la torsión testicular conlleva ciertos riesgos. Los medicamentos para su condición pueden tener algunos efectos colaterales indeseables. Pueden causar náusea, vómito y mareos. 
Durante la cirugía, puede sangrar más de lo usual o adquirir una infección. Aún después del tratamiento, su testículo puede reducir su tamaño o tener una disminución de esperma y de producción de hormonas. Si se deja sin tratamiento, sin flujo sanguíneo el testículo puede adquirir una infección, reducirse y morir. 
Es posible que tenga que ser completamente removido el testículo afectado si ya hay mucho daño. Usted puede tener algunas dificultades para embarazar a su pareja y su deseo sexual pueda disminuir. Si ambos testículos son removidos, será estéril (incapaz de producir bebés). 
Opciones de Tratamiento: 
Cirugía: Su médico puede hacer una incisión (corte) en su escroto para alcanzar y rectificar el testículo afectado. Después su médico une el testículo afectado a la pared de su escroto, para prevenir que se tuerza de nuevo. El testículo que no está afectado también puede ser unido al escroto para evitar la torsión testicular. 

DR ENRIQUE JIMENEZ VALLE 
CIRUJANO UROLOGO NIÑOS Y ADULTOS 
BARTHOLO HERNANDEZ NUM 268ª 
TELS (378) 70 144 03 Y 044 378 885 0320

1 comentario:

  1. Muy interesante y completo el artículo que han publicado del cual es de carácter serio y urgente nos lo para los hombres de 45 años sino también para los jóvenes los que desde temprana edad deben cuidarse. En mi caso me recomendaron www.cimicostarica.com me gustaría tener mayor información gracias..

    ResponderEliminar