miércoles, diciembre 12, 2012

El vínculo Reproducción-Inmunidad-Nutrición

Por: PhD. Víctor Octavio Fuentes Hernández 
M. en C. Idalia de Jesús Ruíz García 
PhD. José Rogelio Orozco Hernández 
Cuerpo Académico: Sistemas Pecuarios 
Departamento de Ciencias Biológicas 
CUALTOS-Universidad de Guadalajara 
Email: VFUENTES@hotmail.com 

La creciente demanda de productos pecuarios obedece al aumento de la población y del mercado de los alimentos para éstos, sin embargo, se buscan los que posean la característica de no afectar la salud del humano al no generar condiciones de desarrollo de agentes patógenos u otras substancias. Por ello se pretende emplear productos que al ser usados como promotores, no sean dañinos para el medio ambiente o para el ser humano. 
Por otro lado, los productores tratan de mejorar la productividad de los animales que poseen a través del uso de estimulantes inocuos que satisfagan la demanda del mercado primario nacional, tanto de la calidad como de la cantidad. 
Este último rubro se puede medir por la cantidad de animales obtenidos mediante el manejo de la reproducción animal y su relación con el sistema inmune y de alimentación, lo cual es un aspecto en los que los especialistas deben encausar los esfuerzos para lograr optimizar los recursos disponibles con el objetivo de abaratar costos en condiciones normales de salud. 
Mejorar la reproducción y controlar la microflora del tracto gastrointestinal, mejorará los parámetros productivos, lo cual parece lógico; además, la nutrición intenta a través de varios mecanismos optimizar la defensa del animal en situaciones de inmunosupresión fisiológicas relacionadas con el manejo, factores ambientales o enfermedades tanto productivas como reproductivas. 
Cabe señalar que, durante años se ha relacionado la modulación nutricional de aquellos factores que se expresan en el cuerpo del animal, como en zonas corporales relacionadas con la inmunidad y la reproducción. Considerando también que las poblaciones de agentes patógenos no sólo se circunscriben al tracto gastrointestinal, sino que afecta por su presencia al sistema reproductor, y por lo tanto la respuesta inmune en los mismos órganos, es de una importancia productiva vital. La multiplicidad de estímulos que genera la alimentación con ciertos ingredientes, muy específicos, es el principal agente que motiva la respuesta productiva e inmune claro está. 
Sin embargo, el metabolismo de otros de los componentes del alimento puede generar una relación estrecha de los parámetros de reproducción y de síntesis de aquellas partículas relacionadas con la inmunidad tanto local como sistémica. Por ejemplo, algunos ácidos grasos son moduladores de ciertas hormonas relacionadas con la reproducción, e incluso algunos de ellos afectan la repuesta inmune del cuerpo. También existen algunos intermediarios del metabolismo de las proteínas que actúan en estos aspectos, sobre todo relacionándolo con los receptores de mensajes; ejemplo de ello es la producción de óxido nítrico el cual se relaciona con la ovulación y producción de prostaglandinas. 
Por otro lado, el consumo de alimento para llenar los requisitos tiene un regulador a nivel del cerebro, el cual obedece a opioides endógenos que activan la ingestión; además, estos productos conducen a cierta activación del sistema inmune. Algunos autores han empleado productos que bloquean el efecto de los anteriores en la reproducción, además de reportar la disminución en el consumo y variación de partículas inmunes. Por lo tanto cuidar la reproducción e inmunidad a través del manejo optimizador de la nutrición debe ser una meta del sistema productivo animal para eficientar el desarrollo económico de la empresa pecuaria e incluso, de las mascotas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario