sábado, marzo 23, 2013

¿Protocolo o impunidad?

Este jueves 14 de Febrero, día de la amistad y el amor (creo yo que es lo mismo), despierto con la esperanza de tener un día pródigo en manifestaciones amistosas, deseando sea así durante todo el año y recibo un beso de quien ha sido mi amada esposa durante los recientes 39 años y un poco más. 
Un minuto después, recibo una llamada telefónica de mi nieta mayor deseándome toda una gama de felicidades para este día y todos los dems; coloca el teléfono cerca de la preciosa boquita de mi bisnieta y con sus balbuceos como: aché, alllá, gugú, tatá y otros vocablos solo entendibles para quienes conservamos nuestra alma de infante, me hace saber el amor que siente por mí y del cual es plenamente correspondida, hacen de este día uno de los inicios más prometedores para tener un buen día. 
Enseguida enciendo la tele y sintonizo como cada mañana, el canal 4 de Televisa Guadalajara (soy un cautivo de los noticieros), y una noticia llama poderosamente mi atención; nos informa el medio televisivo, que el H. Ayuntamiento de San Pedro Tlaquepaque (sí, con el San Pedro), deberá indemnizar a la viuda de un asaltante bancario, muerto en un enfrentamiento con la policía durante la “presunta” comisión del delito de robo a banco a mano armada y con violencia. La decisión y orden fue emitida por el Tribunal de lo Administrativo del Estado de Jalisco, por la sencilla razón de que no se siguió el “protocolo” en el manejo de una situación de agresión con disparos de arma de fuego, en contra de los guardianes de la ley. 
Ahora estoy imaginando a un policía, tratando de detener a un “presunto” asaltante que le hace envíos de muerte, con figura de balas, intentando penetrar en sus órganos corporales y masas musculares, buscando en su mente los procedimientos “adecuados” para respetar los derechos de quien intenta matarlo en ese momento. 
Oiga, ¿en ese momento la esposa y los hijos del gendarme, sabrán por las que está pasando su familiar?, ¿tendrán ese don del presentimiento razonable y razonado de que su ser amado está en inminente peligro? 
¡quién sabe! 
Este caso parece uno de esos en que se promociona la comisión de delitos, pues aparenta que se está “premiando” la comisión fallida de un intento de obtener dinero sin pedirlo. Me explico: salvo lo que determinen las instancias superiores, el ayuntamiento de San Pedro Tlaquepaque (sí, otra vez el San Pedro) está obligado a entregar sin reservas más o menos la cantidad de un millón más doscientos mil pesos, a la concubina del “supuesto” asaltante que aunque perdió la vida, consiguió para los suyos, una cantidad de dinero, quizá mayor que la que hubiese obtenido en caso de haber resultado “exitoso” su intento de asalto bancario. 
¡Ay caramba! cómo interpretar estos hechos? Las dudas y las divagaciones crecen, tratando de comprender. ¿Será que nuestro sistema de justicia es perfectamente imperfecto?. O ¿es perfecto para quienes debidamente asesorados encuentras la manera de cometer delitos, encontrando la manera de evadir las penas resultantes de ellos? O…¿ las personas cuya responsabilidad es garantizar nuestros derechos de justicia no están debidamente capacitados?, 
¡Quién sabe! 
La verdad es que noticias como ésta, no son muy alentadoras en nuestra esperanza de gozar de una seguridad pública razonable, ya que al parecer son más importantes los procedimientos, que las responsabilidades; esto es: es más importante la forma que el fondo.
Gonzalo “Chalo” de la Torre Hdez. 
Jalostotilán, Jal. A 14 de Febrero de 2013 
chalo2008jalos@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario