sábado, mayo 11, 2013

Amor prohibido (leyenda de Tepa)

Hoy les voy a contar una leyenda de un cementerio que existe en Tepatitlán. Esta era una vez 2 jóvenes que se amaban mucho. Ella era muy rica y él era muy pobre. Por parte de la familia de la chava, nadie sabía que ella era novia de un chavo pobre. Ellos pensaban que solamente estaba enamorada de alguno de igual nivel social. Esta parejita de enamorados, eran muy felices, disfrutaban de su amor. Todos los días en la tarde, él iba a visitarla; a escondidas de sus padres, ella salía de su habitación o inventaba alguna excusa para salir al jardín. Platicaban de muchas cosas, ambos se conocían perfectamente, no les importaba su nivel social, solamente se amaban y eso era lo que contaba e importaba. Una de las sirvientas de confianza de la chava, les ayudaba a reunirse, como quien dice, la sirvienta era la tapadera de la chava. Un día, el hermano mayor de la chava, se enteró por medio de terceros, que su hermana era la novia de un pobre. Él, enfurecido, fue a buscarlo por todo el pueblo. 

Justamente, el hermano de la chava, lo encontró cerca de una cantina ya que, el chavo buscaba a un amigo que siempre iba a esta cantina y platicaba con él sobre las ideas que tenía de casarse con su novia y sobre un trabajo honrado que le iban a conseguir para mantener a la que sería su futura esposa. 

Al ver que el chavo estaba solo, el hermano de la chava comenzó a agredirlo y, con la ayuda del capataz de la hacienda, lo apuñalaron. Y para no sospechar quién lo había matado, lo bañaron con alcohol y vino para que las personas pensaran que había sido pleito de borrachos. El mejor amigo del muchacho, al salir de la cantina, lo vio y corrió hasta él, ya estaba muerto. El amigo fue con los padres del chavo y les contó todo lo que pasó. Muy tristes, los padres del chavo, enterraron a su hijo y colocaron una cruz de madera. 

Todo el pueblo estaba desconcertado, no creían que hubiese sido una pelea de borrachos ya que, el chavo nunca tomaba ni una gota de alcohol. 

Pasaron 2 días, la chava estaba muy preocupada ya que, su novio no llegaba, por eso, mandó a su sirvienta de confianza para ver qué había pasado con él ya que, no venía a verla ni sabía noticias de él. La sirvienta regresó y le dijo a la chava que su novio estaba muerto. Desconsolada, se puso sus ropas de luto y fue a la tumba de su amado en compañía de la sirvienta. Al ver la tumba, la chava se puso a llorar y a rezar. Entre ella y la sirvienta, comenzaron a hacer una corona de flores con un listón y la colocaron arriba de su tumba. Ambos se amaban tanto que, la chava le pidió a Dios lo siguiente: ya que lo que te he pedido anteriormente no me lo cumpliste, te pido esta vez que me cumplas lo que te digo en esta ocasión, quiero estar siempre velando el cuerpo de mi amado, nunca me moveré de aquí pase lo que pase. De repente, el cuerpo de la muchacha, desde los pies hasta la cabeza se comenzó a hacer de piedra, también la corona de flores con el listón se hicieron de piedra. 
La sirvienta, al ver que la chava se convirtió de piedra, corrió hasta la hacienda donde se encontraban sus padres, temerosa, les contó lo sucedido, ellos no lo creían, por eso, ellos mandaron a buscarla por toda la hacienda y el pueblo, no la encontraban. No fue hasta que la sirvienta llevó a sus patrones a la tumba del muchacho y vieron a su hija convertida en piedra, –no puede ser, mi hija– decían los padres de la chava desconcertados y tristes. Entonces, mandaron a hacer encima de la cruz de madera o mejor dicho, colocaron encima de la cruz de madera cantera y sobre la cantera, colocaron mármol muy fino y en medio de esta cruz, hay un rostro de Cristo. Si quieres ir a visitar esta tumba, la de los enamorados, visítala en el cementerio de Tepatitlán, seguro que ahí la encontrarás. 

Triste historia ¿verdad?. Pero a veces el amor es así. También, los padres son los que a veces intervienen por ser de diferente nivel social, por alguna pelea de familias (recuerdan la historia de Romeo y Julieta), hasta por ser de diferente raza o religión. Los famosos amores prohibidos pueden terminar en desgracia para la familia. Les digo algo, luchen por sus sueños, luchen por lo que quieren y amen. Pero también observa a tu alrededor, el amor puede cegar; cuando uno está enamorado, nunca ve los defectos de la persona a quien ama. Ten cuidado. Esta bien que sigas a tu corazón pero también checa tu alrededor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario