viernes, mayo 10, 2013

Preguntas sobre la lactancia materna

¿Tengo poca leche? 
Muchas madres expresan preocupación y dudas respecto a si tendrán suficiente leche para alimentar a sus hijos. Pero ahora sabemos que, salvo situaciones excepcionales, las madres producen la cantidad exacta de leche que necesitan sus bebés si el agarre es correcto y la lactancia es a demanda. Cuando una madre cree que tiene poca leche, lo habitual es que se trate de alguno de los siguientes casos: 
•La posición del niño o el agarre del pecho no es adecuado. Hay leche, pero el bebé no la puede obtener. A la larga, como el bebé no vacía bien las mamas, éstas dejan de producir la cantidad de leche que necesita el bebé. Suele haber dolor al mamar o grietas. Es conveniente corregir la posición y/o el agarre. 
•Si el bebé apoya su cabeza en el codo de su madre, la madre se ve obligada a desplazar el pecho unos centímetros para que el bebé pueda agarrarlo. Aunque la succión sea potente, el bebé tirará del pezón y le será más difícil obtener la leche con cada succión. Suele haber dolor y/o grietas en la base de los pezones. 
•Si el bebé no abre completamente la boca para abarcar con ella gran parte de la areola y el pezón o tiene un frenillo lingual corto, hará succiones poco eficaces con lo que estará mucho tiempo succionando porque obtiene solo la leche del principio y no se queda satisfecho. La madre se queja de dolor o grietas en la punta del pezón. Lo ideal es que alguien experto en lactancia (el pediatra, la matrona, la enfermera del centro de salud o algún grupo de apoyo) evalúe la toma y ayude a corregir la postura si no es la adecuada. 
•El bebé mama menos de 8 veces al día o se limita la duración de la toma. En estos casos, en los que el bebé no mama a demanda, le será difícil tomar toda la leche que necesita. 
•Hay leche pero la madre no se nota “la subida” y duda de que tenga suficiente. Las primeras 48 horas el bebé se alimenta del calostro de su madre, pero casi ninguna madre lo ve salir del pecho incluso apretándoselo. Por otro lado, tras la subida, muy pocas madres notan que la leche sale a chorro o que mojan los empapadores y sin embargo, la mayoría producen la leche que su bebé necesita. A partir del tercer día, si el bebé mama de forma adecuada, más de 8 veces al día y hace 3 o más deposiciones al día, se está alimentando correctamente. 
•A medida que va creciendo, el niño tarda menos en hacer las tomas y extrae la leche más eficazmente. Como el cambio se produce bruscamente, muchas madres creen que no se alimenta adecuadamente o que deja el pecho tan pronto porque tienen menos leche. Si el niño está tranquilo y feliz y moja mas de 5 pañales diarios, es que está tomando la leche que necesita. Recomendaciones: 
•Para amamantar a demanda, el bebé tiene que mamar siempre que él quiera. Es conveniente ofrecerle el pecho cuando “busque”, gruña o se chupe los dedos, sin esperar a que llore de hambre. 
•El bebé se coge bien al pecho cuando abarca el pezón más un buen bocado de areola con la boca. De ese modo vacía bien el pecho. 
•Es importante que mame todo el tiempo que quiera del mismo pecho, porque la leche del final tiene más grasa (más calorías). Si quiere más, se le puede ofrecer el otro pecho después. 
•Si mama a menudo (mínimo 8 veces al día), la estimulación de la piel del pecho asegura el funcionamiento de las hormonas de la lactancia, especialmente durante las primerassemanas. 
•Los bebés maman para alimentarse, pero también para consolarse y para sentirse protegidos y queridos. Si le ofrece el pecho a su hijo siempre que lo desee, aunque no sea por hambre, no se equivocará. 
•El pecho necesita el estímulo de la boca del bebé para fabricar leche. Si se le pone el chupete, le quita el estímulo al pecho y fabricará menos leche. Si además el bebé es muy pequeño, puede confundir la forma de cogerse al pecho. Puede resultar útil emplear un sacaleches para vaciar mejor los pechos y estimularles a que fabriquen más leche. 
•Si el bebé está contento, duerme tranquilo 1-2 horas seguidas y no parece enfermo, toma suficiente leche. Si el bebé moja menos de 5 pañales al día o la orina es muy concentrada, es posible que esté tomando poca leche y sería conveniente consultar con un experto en lactancia. 

¿Hay que darle agua al bebé que toma el pecho? 
Si el bebé tiene menos de 6 meses y toma el pecho “a demanda”, es decir siempre que lo solicita (busca, se lleva la mano a la boca, bosteza, hace ruiditos, y cuando se le acerca al pecho quiere), NO necesita ningún otro líquido, ni agua, ni tés. Ni siquiera en los meses de mucho calor. Si el bebé tiene más de 6 meses y ya come otros alimentos después de las tomas de pecho, de vez en cuando se le puede ofrecer agua. Si se le ofrece el pecho antes de las papillas o purés, probablemente no necesitará agua y no la querrá. A medida que se va haciendo grande y toma más cantidad de alimentos sólidos, generalmente beberá el agua que se le ofrece. No se le debe añadir azúcar ni ofrecer zumos en vez de agua. 
Los bebés alimentados al pecho no precisan utilizar tetinas. A partir de los 6 meses cualquier bebé es capaz de beber de un vaso o una tacita. No es aconsejable ofrecerle directamente agua de una botella, aunque sea pequena, para evitar infecciones y diarreas. Si se lleva una botella con agua durante los paseos, conviene llevar tambien un vaso y ofrecerle el agua en el vaso. Se debe tirar el agua que sobre del vaso y hacer lo mismo con otros liquidos que se le quieran ofrecer al bebe. Estas bebidas, como cualquier alimento, deben ser transportadas en envases bien cerrados y frios para evitar contaminaciones. 

En resumen: .
Antes de los 6 meses, el bebe que toma solo leche materna y a demanda, NO precisa agua ni otros liquidos. .Despues de los 6 meses, cuando toma otros alimentos ademas del pecho, es bueno ofrecerle agua EN VASO de vez en cuando. NO necesita biberones. NO se debe ofrecer agua ni otros liquidos directamente de la botella .

Como puedo conservar y almacenar la leche materna extraida? Tiempo de almacenamiento. La leche materna tiene propiedades antibacterianas que permiten su almacenamiento por periodos prolongados de tiempo, en determinadas condiciones. .Calostro: a temperatura ambiente (27- 32 oC) 12 horas. .
Leche madura:.A temperatura ambiente : ¡15oC: 24 horas. ¡19-22 oC: 10 horas. ¡25 oC: 4 a 6 horas. ¡30- 38aC: 4 horas. .

Refrigerada (en nevera) entre 0 y 4 oC: 8 dias. Cuanto mas estable sea la temperatura, mejor se conservara la leche, por lo que no se debe poner la leche en la puerta del frigorifico. .

Congelada:
- En un congelador dentro de la misma nevera: 2 semanas. ¡En un congelador que es parte de la nevera pero con puertas separadas (tipo combi): 3-4 meses (porque la temperatura varia cuando la puerta se abre con cierta frecuencia. 
- En un congelador separado, tipo comercial, con temperatura constante de -19 oC: 6 meses o mas. Aunque las sustancias protectoras de la leche materna evitan el crecimiento bacteriano, cuantas mas bacterias desaparecen, mas defensas se gastan de la leche, por eso, lo ideal es enfriar rapidamente la leche extraida (en un recipiente con agua fria) y despues congelarla lo antes posible. Si se realiza la extraccion en casa y la leche no se va a utilizar ese mismo dia, lo mejor es congelarla. Si se realiza la extraccion fuera de casa, hay que conservarla en una neverita portatil y congelarla en cuanto se llegue a casa. 

Tipos de envase: 
La leche materna extraida debe almacenarse siempre en envases destinados para uso alimentario. Los mejores envases para congelacion son los de cristal, ya que los de plastico pueden contener sustancias con efectos adversos para la salud. Si utilizas bolsas de plastico almacenalas bien cerradas, dentro de un recipiente rigido, dentro de la nevera, para evitar pinchazos que supondrian perdidas o contaminacion. 
Como descongelar y calentar la leche extraida: 
La leche se puede descongelar sumergiendo el recipiente en otro con agua caliente, mejor que calentandola directamente. Es preferible no utilizar el microondas porque el calentamiento es irregular y pueden producirse quemaduras. Una vez calentada, conviene agitarla antes de probar la temperatura. La leche descongelada se puede guardar en la nevera 24 horas pero no se debe volver a congelar. Es preferible descongelar pequenas cantidades, las que se vayan a utilizar inmediatamente, para evitar perdidas de nutrientes y de factores de defensa. La leche que haya probado el bebe no se debe almacenar de nuevo. 

Dr. Enrique Sigala Gomez 
Pediatra-Cirujano Pediatra 
drsigala@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario