sábado, agosto 10, 2013

III Tercera Generación de Tanatología

 36 personas entre hombres y mujeres recibieron su diploma al terminar de manera satisfactoria el curso de Diplomado en Tanatologìa que les impartió La Universidad Vasco de Quiroga dichas diplomas fueron recibidas en la casa de Ejercicio del Señor de la Misericordia en Tepatitlàn. Durante el evento, la señora Nayibe El Achkar Henaine, al hacer uso de la palabra expresó; “Todo en la vida tienen un principio y un fin, y este es el fin de un diplomado que deja en nuestras vidas el conocimiento, la madurez. pero también es el principio de una nueva etapa, con una visión mas clara, mas optimista, con una actitud diferente, madura, convencidos de que debemos vivir bien para morir bien, no arrastrando rencores ni resentimientos, no dejando nada para después porque estoy convencida de que lo único que nos pertenece es este momento, y disfrutarlo depende de nosotros mismos, ya que esta es nuestra oportunidad. La muerte a lo largo de todos los tiempos y todas las culturas, ha representado el momento justo de la ruptura, la perdida de todo y su sola mención nos altera., en el diplomado de tanatología hemos tratado por diferentes medios y a través del razonamiento, el aceptar y comprender la inevitable realidad de la muerte, y aunque sabemos que estamos indefensos ante su presencia, podemos afrontar el hecho, tratando de sufrir el menor daño físico mental y espiritual posible, si logramos aceptar la perdida y si logramos comprender lo que es un duelo y su elaboración. Al iniciar este diplomado muchos de nosotros lo hicimos motivados por sentir la pena de alguna perdida de un ser querido, tal vez en algunos casos, el no haber tenido un seguimiento correcto del duelo nos hizo sentir permanentemente tristes y desgraciados. cuando nos pidieron que compartiéramos porque tomábamos el curso, yo escuchaba con cierta admiración y respeto que la mayoría de mis compañeros lo hacia con la intención de ayudar a los demás, en lo personal me sentí un poco apenada al reconocer que mi intención era buscar un beneficio parronal.
Ahora puedo decir que el objetivo fue cubierto, tomar este diplomado nos ha ayudado a avanzar un peldaño mas en el continuo crecimiento y aprendizaje que la vida nos ofrece para poder ser mejores personas, con el compañerismo y la guía tan personal de los maestros descubrimos que no solamente somos capaces de superar nuestro duelo personal, sino que también podemos ayudar a quienes, por múltiples razones, lo necesitan. las sesiones de aprendizaje en este diplomado, representaron para muchos de nosotros la oportunidad de crecimiento, al debatir cualquier tema o expresar alguna intimidad en clase, supimos que ademas del respeto con que se escuchaba podiamos tener plena confianza en nuestros compañeros, y que lo expresado en ese momento quedaria el margen de cualquier indiscrecion. 
Incluso, en ocaciones, el abrazo solicito de un compañero nos animo a enfrentar y vencer situaciones que nos hacian daño. con este aprendizaje y al sensibilizarnos ante la presencia de la muerte pudimos apreciar lo necesario que resulta ser una persona de apoyo en esos momentos en los que la confusion por la perdida tenida nos hace en extremo vulnerables a cualquier pensamiento negativo. 
Por este regalo tan invaluable que hemos recibido en nuertras vidas a traves del estudio de este diplomado, y a nombre de todos los graduados, les doy las más sinceras gracias: 
A la universidad vasco de quiroga, por interesarse en la difusion de este tipo de programas que ayudan a la formacion de mejores seres humanos. 
A las autoridades del hospital vicentita que tan amablemente facilitaron sus instalaciones para el desarrollo del diplomado. 
A los maestros que dedicaron su tiempo para trasladarse desde su lugar de origen y que con suma pasiencia y entrega realizaron cada una de sus presentaciones para trasmitirnos los conocimientos que contribuyeros a nuestra formacion. a todas y cada una de las personas que forman parte del comité organizador del diplomado en esta ciudad. rosy contreras, padre andres sains, padre salvador martin, cely, lupita, paty. 
Porque con su empeño y dedicacion abrieron una ventana de conocimiento que fi nalmente se tradujo en crecimiento personal al humanizarnos y sensibilizarnos, comprendiendo el dolor humano. 
A nuestras familias por permitirnos con su paciencia y amor, el tiempo necesario para asistir a las aulas de estudio, para hacer las tareas en casa, asi como para asistir a los lugares donde la enceñanza teorica se plasmo en la practica. 
Gracias por todo su apoyo, los amamos. a dios, porque realmente sus tiempos son perfectos. y este era el mejor momento para todos nosotros. fueros tiempos de aprendizaje, de cambios, de transformacion, y finalmente de crecimiento. la vida es una continua lucha y se tiene que comprender que no todas las batallas se ganan, pero en todas ellas debemos dejar una huella que quienes vienen tras de nosotros puedan seguir. 
Es bueno pensar que la vida es una obra de teatro que no permite ensayos, por eso, canta, rie, baila, llora y vive, antes de que el telon se baje y la obra se termine sin aplausos. 
muchas gracias por acompañarnos en esta fecha tan memorable para nosotros. 

Tepatitlan de Morelos, Jal. 06 de julio de 2013.

1 comentario:

  1. Anónimo1:55 p.m.

    estos diplomados los darian en tabasco ? me parece muy humano, profesional y razonal .

    ResponderEliminar