sábado, noviembre 16, 2013

El día en que Tepa se quedó solo

Nunca antes los habitantes de Tepatitlàn habían vivido un día con tanto miedo, esto ocurrió el martes 8 de octubre del 2013, cuando se armó la peor balacera de que se tenga memoria en la ciudad, ya que hubo una guerra demás de tres horas cuando policías municipales, policías estatales y el ejército respondieron a un ataque que provenía de una casa en donde habitaban cinco sujetos que se dedicaban a la venta de drogas, solo que estos armados hasta los dientes dieron una feroz batalla, mucho se ha hablado entre los habitantes de esta ciudad, de que eran más de cinco los maleantes que se pertrecharon en esa casa ubicada en el fraccionamiento del Pipòn, incluso se dice que hubo mucho más heridos y muertos de lo que se dieron a conocer., esto sin comprobarse, pues la parte oficial dio a conocer que fueron tres los policías que de manera heroica dieron su vida y cuatro los del otro bando que también dejaron de existir a causa de las miles de balas que dispararon quienes están del lado de la ley, mucho o nada se sabe de este combate, ya que versiones sobran y cada habitante da su versión a pesar de que no hayan estado en el lugar de los hechos, lo cierto es que en Tepatitlàn se vivió un día de terror, pues la ciudad quedó prácticamente desierta y casi todos los comercios cerraron sus puertas temprano e incluso las tiendas de los barrios que tienen como costumbre cerrar entre 10 y 11 de la noche, ese día, después de las nueve todos estaban en casita, y aunque este es el hecho más violento que se ha suscitado en Tepatitlàn, desde hace muchos años han venido ocurriendo hechos lamentables, como levantados que jamás se han sabido de ellos ( El último, los 3 levantados en un casino de la ciudad en el mes de septiembre), asesinatos, secuestrados y el asesinato de un Director de Seguridad, en fin, el miedo no anda en burro y eso lo constaté el día que acompañé a Gaby Gonzàlez al lugar de los hechos para tener la noticia fresca, sin embargo, cuando escuché las detonaciones que parecían el lamento de una gran tormenta, no me dio miedo, me dio pánico y preferí regresar a la oficina y ahí le dije a Gaby, sabes que hoy confirmé que no sirvo para corresponsal de guerra, en fin, este es un hecho lamentable y más cuando en un hecho como este hay varias victimas, pues atrás de cada hombre muerto, hay unos padres que sufren su partida y haiga como haiga sido, como dijo el expresidentes Felipe Calderón

1 comentario:

  1. Anónimo7:09 p.m.

    Hay una frase en su publicacón que dice "No sirvo para corresponsal de guerra" cuando no necesariamente tendría que serlo, es un hecho real lamentable que si se va a dedicar a publicar no pueda usar su imaginación para que sin exponerse pueda informar de manera fiel apegado a los hechos sin tener que recurrir a las tontas frases de un expresidente que es vergüenza para muchos.

    ResponderEliminar