domingo, junio 08, 2014

Un recuerdo lejano

Para los que nacimos en la década de los años cuarenta del siglo pasado, conocimos un San Juan bonito, diferente, con atractivos naturales para el esparcimiento y paseo, el río aún muy caudaloso en tiempo de aguas, verdadero lugar de aprendizaje de todo lo que la naturaleza crea, abundante en flora y fauna terrestre y acuática, las huertas de sus orillas eran la fuente principal productora de frutas, verduras, flores que abastecían a la población. 
No quiero afi rmar que los tiempos pasados fueron mejores, toda población como cosa viva nace, crece, se reproduce y algunas mueren porque crecer sin un plan de desarrollo, a lo largo tiende hacer una ciudad caótica, si antes teníamos un río ancho y caudaloso y hasta navegable, ahora solo es un mísero hilo de agua negra y pestilente; en si en medio de un pueblo cada vez más ruidoso, su caudal, poco a poco fue alcanzando la mancha urbana sin que ninguna autoridad, lo impidiera ni la sociedad lo protestara. 
En el río existían varios lugares para pasear y bañarse como : El Pedregoso, El Puente, El Palo, La Piedra de San Pedro y otros más, creo que en ese tiempo, la mayoría de la gente sabía nadar. 
Los pilares fueron los cimientos del primer puente que se trato de construir, pero por motivos desconocidos, la obra se suspendió, pero estos sirvieron de plataforma para lanzarse de clavados al río. Yo conocí cuatro, en la actualidad solo queda uno semi enterrado, los otros desaparecieron por la voracidad y la rapiña que se hizo de terrenos federales como era el cause del Río. En 1778 el Rey de España decreta la construcción de tres puentes, como, el del Puente Grande, el de San Juan y el de Lagos cuya construcción duro varios anos, el puente de San Juan se construyó río arriba de los cimientos del primero y se le conoce como el Puente Histórico por lo que ya necesita que se le de mantenimiento y en ese tramo su cause está lleno de escombros y piedras al parecer arrojadas intencionalmente. 
De las pilastras que sirven de adorno, las de la calle Pedro Galeana, se reconstruyeron como las originales y las otras dos con el mismo estilo pero con dimensiones ridículamente muy reducidas; existen dos columnas originales de unos cuatro metros de altura, pero al ganar los terrenos al rio quedaron empotrados en las fachadas de las casas que invadieron su espacio quedando fuera de la vista y como adorno original del puente. Más adelante del pozo que manda agua a la planta de tratamiento, se ha tirado mucha piedra y escombro con la intención de ganarle terreno al rio. Otro elemento natural que embellecía sus orillas eran los álamos arboles de gran altura de corteza blanca habitad natural de lechuzas, pájaros carpinteros y hormigas arrieras, otra cosa desaparecida por la urbanización fueron las huertas perdiéndose así una gran área de tierra de cultivo con todo lo que le acompañaba acabándose para muchos hombres el oficio de hortelano y con las alegres tardeadas que los domingos disfrutaba la población con juegos, música y el consumo de lechugas, zanahorias y flores. 
Uno de los personajes de los muchos asistentes era Jesús Herrera “ El zapo parado” que le pedía a la orquesta, del Chino Solórzano la canción Nocturnal, Rodolfo Contreras “ El Chuveca “, “Jesús la Perra “, Juan Padilla “El burro “,Juan González “El Chinguillas”, Nic de Luna, Tony Segoviano ( hijo ), Salvador Jiménez “El Tan “, Jesús Dávalos “ El Carón “ y otros jóvenes formaron un conjunto de música tropical llamada “ El Son “. Su repertorio las canciones de:“ Miguelito Valdez y Benny More y como las sudamericanas como: Se va el caimán, La Llorona Loca, La Cocaleca, La Múcura y otras que bailaban alegremente la muchachada. Mientras Ángel Hernández “El Indio”, Manuel de la Cruz “ El Nalga”, Luis Picazo “ El Chiva “ formaron un trio y cantaban boleros que dieron fama a Los Panchos, Los Diamantes, Los Tecolines y otros tríos más; al caer la tarde la fi esta seguía en La Plaza de Armas , donde la Banda de Don Úrsulo Macías amenizaba la serenata Dominical . Entre semana las mujeres lavaban su ropa y la tendían a secar en las amplias playas de arena, los arrieros daban de beber a sus bestias y los caballerangos bañaban los caballos del patrón; los aguadores hacían pozos en la arena para surtir los hogares del vital liquido, el rio era tan importante que los primeros pobladores se asentaron en su orilla y de el sacaban todo lo necesario para su sustento, Don Pedro de Alba en su libro Viaje al Pasado dice: 
“ El rio abraza amorosamente a mi pueblo” en sus crecidas inundaba todas sus huertas, empujando sus aguas por sus arroyos y la inundación llegaba hasta el puente de San Antonio ahora encajonado y aterrado. Los estragos de unas fuertes tormentas o trombas que danos causaban, solo el tiempo lo dirá, la Naturaleza no perdona. 
El 24 de junio fi esta titular del pueblo, la escultura del Santo era llevada por el río custodiada por los buenos nadadores y llevada a su altar, en medio de música, cuetes, fl ores y cánticos. El día de San Juan Bautista se festeja donde hay ríos, lagunas y mar ,hay ríos que se consideran sagrados ;hace casi un siglo eso fue prohibido por un Cura que desconocía las tradiciones del pueblo esto es ahora UN RECUERDO MUY LEJANO.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario