sábado, diciembre 13, 2014

Diciembre y la Familia

Llegamos al último mes del año de este 2014, para algunos el mes más hermoso del año, para otros es el más triste y es que el cambio de lo alegre y lo triste se debe a muchos factores, alegre es porque prácticamente es un mes en donde las familias se reúnen para celebrar la llegada del niño Dios y esta alegría crece si parte de la familia vive en otro estado o país y en esta fecha llegan de vacaciones para estar juntos, quien no recuerda los diciembre, en mi caso particular para mi es un mes alegre y triste, alegre, por que en los tiempos en que vivían mis padres, siempre nos reuníamos todo los de la familia en su casa y lo celebrábamos en grande, no solo nosotros, sino tíos, primos y amigos tenían el hogar de mis padres como un centro de reunión en donde sobraba el vino y la buena comida, fueron noches inolvidables que nunca más volverán y que hoy recordamos con mucho cariño, ya que al no estar físicamente mis viejos, esas reuniones pasaron a segundo termino, pero esto no significa que la integración familiar se haya terminado, aún seguimos siendo una familia unida y que a través de los Años, los nueve hermanos nos seguimos viendo con amor, esto se debe a nuestros padres que supieron inculcarnos el amor por la familia y que gracias a Dios a través de más de 60 años, nunca hemos tenido problemas entre nosotros que amenace ese cariño de hermano e incluso cuando nuestros padres nos dejaron para irse con el señor, jamás hubo alguien que reclamara algo de los mucho o poco de herencia, en mi caso, los poco que se, se lo debo a ellos y esa es la mejor herencia que he tenido, sin embargo esa misma desaparición de mis viejos y el ya no haber reuniones es la parte triste, pues al no estar ellos, es mucho más difícil regresar a nuestro pueblo, por una parte, mis hijas se casaron con gente de Jalisco, los de una hermana con gente de Estados Unidos, otros con gente de Guanajuato, otro con gente de Inglaterra y esto hace imposible esa reunión, pues cada quien quiere estar con sus hijos y nuestros hijos ya tienen intereses en otros estados o país, pues tabasco para ellos ya pasó a segundo término, pero en fin, estamos contentos con lo que Dios nos ha dado, sin embargo cuantas familias carecen de un alimento y que mientras unos cenan pavos, ellos solo miran el vacío de sus platos o ponerse en el lugar de los padres de los normalistas o aquellos que han perdido un hijo por algún accidente o por otra circunstancia, esto es verdaderamente triste y más en este diciembre en donde no todo es alegría, sin embargo es para mi obligatorio, porque me nace del corazón el desearles a todos y cada uno de ustedes una Feliz Navidad y un mejor Año Nuevo 2015 .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario