domingo, abril 12, 2015

El buen pastor

(Dedicada al Señor de la Misericordia)

Perdóname Señor si te he ofendido.
He venido hasta tu templo a suplicarte,
Que te dignes Señor el perdonarme.
Quiero sanar tu corazón, se encuentra herido.

Estoy ante ti totalmente arrepentido.
Me duele verte así, crucificado.
Por mi culpa Señor estás sacrificado.
Se encuentra tu corazón adolorido.

Esa herida Señor que es causa mía,
Tu Alma que se encuentra lastimada.
Mis pecados provocaron tu agonía.
Mi culpa, por tu Amor fue perdonada.

Gracias Señor por ese sacrificio,
Que borró para siempre mis pecados,
Que por tu Gracia fueron perdonados,
Y por tu Amor pude salir del vicio.

Estaba yo sumido en la tristeza,
Estaba ahí por mi torpeza.
Estaba en el fondo del abismo,
Y fuiste por mí, fuiste Tú mismo.
Estaba con el alma derrotada,
Pero gracias a ti, mi alma está sanada.

Tú, con el corazón lleno de Amor,
Fuiste a buscar la oveja descarriada.
La encontraste herida, lastimada.
La curaste amorosamente con tus manos,
La trajiste Señor, con sus hermanos,
Y aliviaste para siempre su dolor.

Ahora estoy Señor, con tu rebaño.
Mi alma está sana, sin ningún daño.
Tú me sacaste desde el fondo con tu abrazo,
Lejos de ese horrible precipicio.
Ahora estoy Señor en tu regazo;
En tus manos, Señor, las que acaricio.

¡Señor de la Misericordia!
Tú viniste a mí y me encontraste.
Curaste con cuidado mis heridas.
¿Qué puedo hacer Señor para pagarte?
Tanto, que hasta por mí diste la vida.

Toda mi vida Jesús hoy te la entrego.
Y no me alcanza Señor para pagarte.
Recíbela Oh mi Dios, yo te lo ruego,
Que de hoy en adelante,
El tiempo que viva Señor…
Será para adorarte.

Gracias Jesús por tu bondad.
Ahora comprendo lo grande de tu Amor.
Me enseñaste tú, mi Buen Pastor,
Que Tú eres el Camino, La Vida y La Verdad.

José Martín Guzmán
Abril-2015

--------------------------------------------
Mujer

Todas las religiones son
verdaderas, porque son verdad en
los corazones de todos aquellos
que creen en ellos. ¿Qué otro tipo
de verdad está ahí? En el pasado, la
iglesia ha sido muy dura con los que
consideró inmorales o pecaminosos.
Hoy en día, ya no hay juicio. Como un
padre amoroso, nunca condenemos
a nuestros hijos. ¡Nuestra iglesia es lo
suficientemente grande como para
heterosexuales y homosexuales, para
los pro-vida y los pro-elección! Para los
conservadores y los liberales, incluso
los comunistas son bienvenidos y
se nos han unido. Todos amamos y
adoramos al mismo Dios’, dijo el Papa.
Además dijo ‘El catolicismo
es ahora una religión moderna y
razonable, que ha sufrido cambios
evolutivos. Ha llegado la hora
de abandonar toda intolerancia.
Debemos reconocer que la verdad
religiosa evoluciona y cambia. La
verdad no es absoluta o grabada en
piedra. Incluso los ateos reconocen
lo divino. A través de actos de amor
y caridad el ateo reconoce a Dios
como bueno, y redime su alma,
convirtiéndose en un participante
activo en la redención de la
humanidad’.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario