sábado, mayo 09, 2015

A ver si lavando tupe

Caray compadrito Antonio
yo ya no hayo ni que hacer
pues la “Lupe” mi mujer
casi se ha vuelto un demonio.

Ya no quiere ni tortear
ni quiere hacer de comer
zurcir planchar y coser
se le empiezan a olvidar

Y para colmo la ingrata
me exigió un celular
horno “létrico” pa hornear
y de comer pura lata.

Todo esto me vuelve loco
quiero cumplir mi deber
pero yo gano muy poco
díme tú ¿Que voy a hacer?

A veces siento pavor
porque veo que estoy perdido
no soy pa la Lupe marido
nada más su provedor

Compadre, voy a opinar,
me dirás que soy pendejo
te voy a dar un consejo:
anímate a divorciar.

No me puedo divorciar
te lo confieso de plano
pues si me digo cristiano
pos me tengo que aguantar.

-Es bueno aguantarse, sí
mas compadrito ¡mal haya!
Si se pasa de la raya
todo tiene un hasta aquí.

No me quieres escuchar
pesa muy bien mis razones
fájate tus pantalones
no te dejes mangonear.

Y no me digas más charras
dale su ponja a la lupe
a ver si lavando tupe
o quedan las puras garras.

Por Luis Gutiérrez Medrano

No hay comentarios.:

Publicar un comentario