sábado, julio 04, 2015

Con los ojos de mi Dios

Temo mucho al vivir, mas al morir temo
me acosa la soledad cuando me alejo de Dios
temiendo a mi vaciedad…

Pero voy muriendo en vida porque me dejaste sola
y mi corazón se inmola ante un eterno destino
si me aparto del camino, voy temiendo más y más…

Quiero acercarme al Señor cuando mi alma declina
y va implorando el perdón por los yerros de mi vida
pero no encuentro el camino…

Ventana hacia el sol mis lágrimas..,
desamparo sin tu amor escondido a mis miradas…

Y el Señor que se me pierde cuando en la vida me llama
más me hago sorda a su voz cuando mi alma lo reclama
cuando siento naufragar no encontrando en mis mañanas
umbral a su eternidad…

Dame tus manos de amor, que vivir no puedo mas
cuando me acosa el dolor perdido entre mudas voces
que me alejan de mi Dios…

Temo al mañana sin sol, de amores que se me van
en mis momentos me ahogo, si en el camino recojo
el silencio nada más…

En mis escritos encuentro bálsamo a mi soledad
queriendo extender mis manos a los quereres perdidos
al sentir que en ellos vivo…

Las lágrimas de mis ojos solo atrapen luz divina
buscando más plenamente a Dios en mi corazón
sustituyendo el temor solo con divino amor…

La luz a mi vida llega con los ojos de mi Dios
en los momentos que cierra al vivir mi corazón
porque me hace mucha falta que renazca un nuevo sol…

Martha Eugenia Martín del Campo Orozco
diciembre de 2012

-----------------------------------------

Llegan las
golondrinas

¡Que llegan las golondrinas!.,
elegantemente volando con el viento
buscando hacer su nido en los aleros
y no ser siempre bienvenidas..,
siendo tan lindas las golondrinas
buscando el alimento a sus polluelos
recortando su imagen en los cielos
se turnan posándose en los cables
siendo la imagen de un amor constante
dicen que llegan las golondrinas
morando con la gente buena
pero las espantamos porque ensucian
a veces nos sentimos malos
cuando día tras día sus nidos destrozamos
siendo tan lindas avecillas llegan
cuidando siempre a sus polluelos
pero no las dejamos porque ensucian
mandándolas a hallar otros aleros
vuelan y vuelan bajo el sol
pían y pían en desconsuelo
en búsqueda de amor…,

Quisiera ser cual golondrina
sintiendo bella el alma como ellas
surcando por el viento sin temor
siendo obra que solo maravilla
porque fueron creadas por su Dios
como las golondrinas alimentar polluelos
pero mi vida solo está vacía…

A veces ni mi alero encuentro
mas siempre espero las lindas golondrinas
y mis ojos golosos las atrapan
entre vuelo y vuelo sobre el cielo…

Martha Eugenia Martín del Campo Orozco


No hay comentarios.:

Publicar un comentario