sábado, julio 04, 2015

Sancionan los productos para agrandar el pene

Si alguna vez has googleado “agrandar pene”, probablemente has notado que es un tema muy popular en internet. Para ser precisos, verás 4.28 millones de resultados, muchos que promocionan píldoras, pociones y bombas que supuestamente hacen crecer tu hombría. 
¿Y funcionan o son pura basura? 
La respuesta simple es no. No funcionan . 
La respuesta no tan simple: “A la fecha, jamás ha existido una crema, píldora o algo de esa naturaleza que haya mostrado beneficios en el tamaño del falo”, dice el Dr. Thomas J. Walsh, profesor adjunto y director del centro de salud masculina de la Universidad de Washington. En otras palabras: “No hay ninguna manera rápida ni de una sola aplicación para incrementar el tamaño o función del pene humano.” 
Para entender el porqué, repasemos qué sucede durante las erecciones. Tupene contiene cuerpos eréctiles esponjosos -sin duda nos robaremos ese nombre para nuestra próxima bandaque se llenan de sangre para que puedas ponerte a la altura de la ocasión. “Esos cilindros fibrosos están adheridos al hueso pélvico, y al estar adheridos al hueso pélvico, no son fáciles de manipular”, dice el Dr. Walsh. “Están fijos en su lugar, y para la mayoría de los hombres, el tamaño del pene que obtienen durante la pubertad se convierte en su talla máxima.” 
Un suplemento que aumenta el flujo sanguíneo podría ayudar a llenar esos cuerpos más rápidos para que llegues a tu máximo en menos tiempo, pero no te harán más grande, dice el Dr. Larry Lipshultz, consejero en urología de Men’s Health y jefe de medicina y cirugía reproductiva en el Colegio de Medicina de Baylor. 
Las buenas nuevas son que muy pocos necesitan ayuda con sus miembros. “La mayoría de los hombres que vienen en busca de incremento del tamaño del pene son tipos promedio”, dice el Dr. Lipshultz. Un comentario de un colega o tan solo ver un pene más grande en un video podría hacerte creer que eres pequeño, dice. “Simplemente no creo que los hombres tengan una idea realista de lo que es normal. Por tanto, creen que están debajo de la media cuando en realidad están en el promedio”, dice el Dr. Lipshultz. 
El pene erecto promedio mide 14.22 cm, de acuerdo con una investigación publicada en Journal of Sexual Medicine. Y la investigación muestra que eso es más que suficiente para la mayoría de las mujeres. 
Si verdaderamente te preocupa tu talla, considera primero lo que rodea tus genitales. Un culpable común de las preocupaciones por tamaño es la “grasa suprapúbica” que, esencialmente, entierra parte de tu pene, haciéndolo parecer más pequeño, dice el Dr. Lipshultz. Perder peso podría ayudarte a descubrir algunos centímetros. 
Ahora, si tu material realmente está encogiéndose, podría ser señal de un problema médico. “Hay algunas cosas que pueden provocar lesiones al pene que provocan un decremento en talla con el tiempo, incluyendo falta de uso, lo cual se asocia con disfunción eréctil y envejecimiento”, dice el Dr. Walsh. 
Si no logras enderezarte con tanta facilidad como solías hacerlo, la recomendación es consultar a tu doctor. No solo le ayudarás a tu pene; podrías salvar tu corazón. “Hay una asociación muy poderosa entre una disfunción eréctil nueva y sufrir un evento cardiovascular subsecuente”, dice el Dr. Walsh. 
Otro ejemplo es la enfermedad de Peyronie, una condición en la que el pene se curva como resultado de la acumulación de tejido cicatrizal. Si notas un cambio en el ángulo de tus erecciones, ve con un urólogo especialista en medicina sexual. Tu doctor puede programar una intervención, ya sea una dispositivo de tracción peneana o un dispositivo de vacío, que, a grandes rasgos, estira el tejido cicatrizal a su tamaño normal, dice el Dr. Walsh. No harán mucho por el tejido peneano saludable, pues probablemente ya tenga la máxima elasticidad, añade. 
Y sigue los consejos de tu médico en lugar de comprar un producto de una sex shop, recomienda el Dr. Walsh. Las versiones con receta tienen materiales de mejor calidad: “Son más cómodas, son de la proporción adecuada; probablemente sean más seguras para los hombres; y vienen con las instrucciones adecuadas para su uso”, dice. 
¿Si estás sano y solo buscas una mejora en la alcoba? 
No puedes alargar tu herramienta, pero puedes asegurarte de que permanezca firme: “Mejorar tu físico en general, reducir la grasa corporal, aumentar el músculo magro, y mejorar tu salud cardiovascular han demostrado mejorar el desempeño sexual”, dice el Dr. Walsh. “Todo aquello que mejore tu salud general va a mejorar tu función y tu apariencia sexuales.” 
Un estudio publicado apenas hace algunos meses en Asian Journal of Andrology recomienda los siguientes factores para prevenir la disfunción eréctil: 
- Realiza 30 minutos diarios o 150 minutos semanales de ejercicio aeróbico de intensidad moderada. 
· Rebaja 5-10% de tu peso corporal si tienes sobrepeso u obesidad. 
· Come más frutas y vegetales, granos y leguminosas. Limita la carne roja y los vegetales. Limita las grasas saturadas y come más grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Evita azúcares añadidas y bebidas azucaradas. 
· Limita el alcohol a 1 o 2 bebidas, máximo, al día. 
· No fumes. 
Finalmente, no hagas nada drástico en tu búsqueda por un pene más grande: “Aléjate de clínicas que ofrezcan soluciones rápidas o procedimientos quirúrgicos no autorizados para aumentar el tamaño de un falo”, dice el Dr. Walsh. Algunos doctores implantarán materiales alrededor del pene para aumentar grosor, pero esos procedimientos pueden tener efectos secundarios problemáticos. 
El material puede migrar y destruir el tejido circundante o disminuir la sensación, dice. “Este tipo de procedimientos quirúrgicos pueden ser peligrosos para los hombres y en verdad pueden tener un impacto negativo en su función global general.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario