lunes, octubre 05, 2015

15 de agosto de 1655

Una vez más se llevó a cabo en las Ciudad de San Juan de los Lagos las fiestas de Agosto. 
De las celebraciones primero religiosas, siglos después también profanas, más antiguas de este lugar que hicieron en el año 1655, unos pocos años después del llamado Primer Milagro fechado en 1623. 
Retrocedamos hasta finales del año de 1529 cuando sale de la Ciudad de México Nuño de Guzmán, con su ejército entra a la Provincia de Michoacán por TOXIMAROA con dirección a TZINTZUNTZAN capital antigua de los TARASCOS. Fue recibido con música y danza por los indios principales, él, de urgencia, mando llamar al CALTZOTZIN [JEFE) y le exigió le proporcionara diez mil hombres que sirvieran de TATEMES [ Cargadores de su ejército) de su parte, víveres en abundancia, todo el oro que tuviera guardado y el que pudiera conseguir. 
Desde CUITZEO envió Nuño de Guzmán, a PEREMIDES CHIRINOS a recorrer la tierra para extender sus conquistas. Guzmán y parte de su ejército tomó el rumbo de TONALA, CHIRINOS, tomó por ZAPOTLANEJO, bajó por ACATIC Y TEPATITLÁN, hasta Cerro Gordo, de ahí por Comanja, a lo que llamaron los CHICHIMIQUILLAS donde después se fundó Santa María de los Lagos, entró a los hoy pueblos de Zacatecas. En su recorrido CHIRINOS mandó al Capitán Cristóbal de Oñate en 1530 a TEOCALTICHE, luego a NOCHISTLÁN, pueblo de más de seis mil habitantes donde Oñate dejó a su hermano para que fundara La Villa del Espíritu Santo de Guadalajara, después siguió a JUCHIPILA, se reunió con Nuño de Guzmán los últimos días del año 1530. 
He señalado que no es remota la idea que a los pobladores de Mazatitlán hoy San Juan, a la entrada de los primeros conquistadores hayan sido casi exterminados por estos y sus aliados ( 1 ) los indios de México, Tlaxcala, Hujotzingo, Michoacán y otros, cometieron toda clase de barbaries, que asombraría si pudiera formarse un cuadro exacto de cuantos pueblos fueron quemados y asesinados sus HABITANTES al paso de la expedición de aquellos llamados los conquistadores, la superioridad de las armas, la pólvora y el acero dieron el dominio sobre aquellas posesiones. En una declaración de FRAY FRANCISCO DE SOTO son tan o más tiranos los aliados que los conquistadores, quitando a Dios sus almas, al Emperador nuestro señor sus vasallos y a la iglesia militante la gloria y condenación de sus propias almas por tan abominable delito. Fray Juan de Zumárraga y Fray Martin de Valencia el Obispo de Tlaxcala señalaron al Rey de España los crímenes de Guzmán ( 2 ) Fray Tomas de Ortiz sostuvo ante la presencia del Rey Carlos V que los indios eran siervos a natura convirtiéndolos en bestias de carga, haciéndolos trabajar bajo el látigo hasta verlos morir de dolor o de fatiga. Tiempo después Fray Bartolomé de las Casas Inspiro a Vasco de Quiroga hacer lo mismo hasta que el Papa Paulo VI declaro solemnemente en una bula que los naturales, eran seres humanos dotados de alma y razón, todas las acusaciones a Nuño Beltrán de Guzmán bastarían en ese tiempo para llevar un hombre a la hoguera, mas historiadores conocidos como es Mota Padilla, Salazar y otros han pretendido disculpar los crímenes de estos hombres odiosos como señala García Iscazabaleta y convertirlos en héroes. 
En el año 1655 en la Nueva España era en lo político, en lo económico, eclesiástico, totalmente controlada por el Rey de España, así como sus usurpaciones de América, ayudado a través de los Virreyes que los representaban y con gobernadores en las diversas provincias del territorio que en esa época abarcaba lo que ahora son siete estados de la Unión Americana y parte de Centro América. San Juan había sido repoblado por unas cuantas familias indias traídas de Nochistlan y San Gaspar. En 1633 se autorizó a españoles radicar en el pueblo, ellos ocuparon primero los ranchos de los alrededores en terrenos regalados por la Audiencia de Guadalajara, la única casa existente era la que mandó construir el Sr. Cura Camarena en 1631 que al irse, quedó deshabitada porque no había español que lo habitara, estos comenzaron a construir viviendas hasta mil seiscientos cuarenta y tantos. 
1655 treinta y dos años después del llamado primer milagro, el rico capitán español Juan de Espíndola y su esposa Catalina López, destinan de sus propiedades la cantidad de $1000.00 que dan como redito $ 50.00 plata para que se le hiciera un quincenario en el Santuario de la Virgen de San Juan, en honor a la Virgen de la Asunción, con vísperas, misa de tres sacerdotes y procesión con 12 bujías de cera, cirios y blandones, dotar de velas a los sacerdotes y seglares que estuvieran en el lugar. En 1680, doña María de Espíndola declara que ya no tiene dinero, más la celebración continua. 
En 1867 la TRADICION sufre grandes problemas que fueron superados ya que no hay noticias de suspensión, esta era fiesta religiosa. 
El tiempo sigue su marcha con todo lo que esto suele traer: guerra, sequía, hambre, inundaciones, pestes etc. La población es muy pequeña y solo importante en las celebraciones de la Feria y otras. 
En 1886 llega al Santuario de Capellán Mayor, Don Agustín Rodríguez quien captó al poco tiempo de ejercer su cargo en los primeros días de Febrero y de Agosto, que el pueblo se quedaba casi solo ya que sus habitantes primero concurrían a Encarnación y luego a Jalos a la celebración de sus fiestas patronales. El Capellán Mayor Don Agustín Rodríguez ideo la forma de que la gente se quedara por la cual instituyo una fiesta profana, la cual se anunciaba el último domingo del mes de Julio, se tocaba una tambora y se repartía nieve, anunciando que la fiesta iniciaba los días 1º de Agosto, 4, 8, 12, 13, 14, 15. Al término del rosario de la tarde salían los monos grandes que bailaban al compás de la banda de música, que en Aragón España, les llaman Gigantes y Cabezones. Detrás de los monos les sigue una corrida de los llamados toritos con armazones de carrizo y cartón les dan la forma de este animal, era forrado de cuetes (busca pies,) que al encenderse la mecha un hombre corría dando vueltas para que tomaran varias direcciones que hombres y la muchachada toreaban con gran festejo; luego seguía la serenata amenizada por la Banda de Música y de quema de Castillo. Para los días 13, 14 y 15, determino el Sr. Rodríguez, que se adornaran cuatro carros alegóricos que recorrían las principales calles y alrededor de la Plaza de Armas, tres representaban un Pasaje Bíblico y el cuarto La Asunción de la Virgen rodeada de angelitos y escoltada por niños vestidos de soldados romanos, con casco de metal y de capa roja, montados en finos caballos. En sus primeros tiempos a las tres de la tarde se sonaba una tambora en las esquinas de la población anunciando la salida de los carros alegóricos, al finalizar su recorrido, se les regalaba a los niños nieve y fruta de horno. 
Domingo Ornelas comerciante y discípulo de los Hermanos Rodríguez y más tarde papá del que años después sería el Primer Abad de la Colegiata Don Gonzalo Ornelas, hasta su muerte. El fue encargado de dirigir toda esta organización que se montaban en carretas y eran jaladas por hombres hasta que llegaron los camiones de carga y servían de plataforma. En los temas y artístico las primeras directoras fueron la señorita profesora Marianita Estrada y la Señora Micaela Romo de Pérez y su hija Claudia. 
Para 1904 el encargado fue el Presbítero Feliciano Vázquez. Las festividades se suspendieron en los tiempos de la Revolución Mexicana, luego en la llamada Revolución Cristera . 
Para 1930 se reanudó la tradición y tuvieron su Máximo Apogeo bajo el encargo del Padre Maximino Serrano, luego continuo el Padre Gabriel Álvarez hasta su muerte, colaboraron para darles tan grande esplendor a este festejo, Don Librado de Alba, la Sra. María Guadalupe Pérez diseñadora del vestuario, el maestro carpintero Don Adrián Martín, más tarde tuvieron esa responsabilidad, su hijo Adolfo y sus hermanos Adrián y José de Jesús, la tradición continuó, la fiesta profana, los monos, el castillo, serenatas fueron costeados por los hijos ausentes y los gremios de comerciantes, obreros y campesinos. (En 1980 El Sr. Abad Juan N. Martin, ordenó suspender cada intervención de la iglesia, en las celebraciones de los laicos, señalo que la invasión de comercio alrededor de la plaza, deslucía la festividad y se terminó tal como se conocía, más en lo religioso continuaría como hasta la fecha, solo que carros y monos salieron eventualmente). 
Históricamente 1936 – 1944 es reciente la salida de la imagen en época del Sr. Cura Romo y del Capellán Mayor Juan N. Martin, acordaron que terminando el oficio de la tarde se sacara en procesión a la Santísima Virgen alrededor del templo, poco tiempo después se extendió hasta el atrio, y desde un templete se impartía la bendición a los feligreses. Varios años la celebración había atraído a fieles de diferentes partes de la república, con música, sus juegos pirotécnicos, sus danzas, sus flores y la derrama económica. Entre otras se ha destacado la familia Rodríguez Vela del D. F. que se han encargado de engalanar las puertas con arcos florales y hortalizas, después el arreglo fue con flores naturales, a últimas fechas con flores artificiales y se adorna con baritas de nardo la balaustrada del atrio frente al templete. El día que sacan a la Virgen forman una alfombra de pétalos de flores que desechan y rápidamente forman otro para el regreso de la imagen. 
Otro grupo de fieles del Estado de México, nombrados Los Caballeros de la Virgen, terminada la celebración barren el atrio, mientras otro del Estado de Hidalgo encabezado por una mujer con su propio equipo de enseres hacen la limpieza del templo. Un comerciante del mercado de abastos del D.F. está al pendiente de la coordinación. Hasta la fecha un hijo de la familia Rodríguez Vela, miembro activo de Los Caballeros de la Virgen hace años asiste puntualmente cada día 8 a la Misa y Salve. En el año 2003 inició la costumbre de bajar a la Virgen a una plataforma que es adornada con un bellísimo arreglo floral patrocinado por una conocida familia del lugar. 
Éste, como muchos trabajos históricos aún habrá mucho que investigar, de lo que está comprobado que el Capitán Juan de Espíndola y su esposa Catalina López iniciaron UNA TRADICION que aún perdura el 15 de Agosto de 1655.

Fuentes ( 1 ) Documentos inéditos de las
Indias tomo XVI pág. 362
( 2 ) Leyes II – XXIII- XXXIII- de La
Copilación de las Indias testigo Presencial.
Archivo Catedral Basílica hoja suelta.
Alberto Santos Coy.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario