domingo, mayo 08, 2016

Así como llegas, te vas

Así es amigos, las fiestas de abril así como llegan se van y cuando menos lo esperas ya estamos en mayo y cuando menos lo esperas, mayo terminó y ya estamos nuevamente en las fiestas de Tepabril y es que el tiempo vuela, los años pasan rápidamente y los hoy niños mañana serán unos jóvenes de disco, estos jóvenes se convertirán en gente de café arreglando el mundo y después del café, estarán muchos si Dios se los permite, dándoles de comer a las palomas en la plaza principal o comiendo una rica nieve. Pero así es la vida, todo pasa tan rápido como el despertar, por eso es importante que el poco tiempo que nuestro corazón palpite, que respiramos y sobre todo, si tenemos salud, vivirla como Dios manda, con alegría, con hermandad, buscar siempre de ayudar al prójimo y siempre hacer lo mejor por nuestra comunidad, no podemos perder el tiempo en egoísmos y rencores, en pleitos y odios, porque esto te aleja de la familia y de los amigos y cuando quieres recapacitar ya será demasiado tarde y te encontrarás solo y amargado, siempre he dicho y siempre he pensado que es mejor regalar al amigo o amiga, un abrazo , una sonrisa, unos buenos días y deberás, esas pequeñas cosas te harán sentir feliz y saludable, yo sé que no es fácil, porque cada quien tiene su propia forma de ser, su carácter dirían, pero si en cada uno de nosotros existe el deseo de hacer bien las cosas, lo lograremos, les digo esto porque en lo que a mí respecta, yo trato de llevármela bien y habrá gente que no le guste como soy y seguramente me tendrán coraje, pero trato de no darle importancia, no quiero que cosas ajenas se impregnen en mi mente y mi cuerpo, ya que de hacer lo contrario, mi padre que en paz descansa, porque de eso si estoy seguro, descansa en paz, porque siempre fue un hombre que dio lo mejor de él para su hermano el hombre, se enojaría conmigo sino sigo sus preceptos, yo me analizo y sé que hay gente que no me pasa, pero el hecho que no me pase, no significa que le desee mal, simplemente trato de esquivarlo y si es posible ni mirarlo, pero en fin, como hijos de Dios tenemos muchas cosas por hacer y aunque no soy un buen católico como desearía serlo, trato de hacer las cosas mejor que muchos que se escudan en la iglesia y que no entregan su corazón al hermano hombre y como diría Cuauhtémoc Blanco, ¡Coman frutas y verduras!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario