domingo, mayo 08, 2016

No te levantes de la cama rápidamente, tómate tu tiempo

Un mal hábito es levantarse rápidamente de la cama nada más que suena el despertador. Apuramos al máximo los minutos que nos quedan antes de irnos a trabajar, pero lo estamos haciéndolo mal. 
Date cuenta que pasamos entre 6 y 8 horas en una posición horizontal y por lo tanto nuestros ejes posturales deben retomar poco a poco a la nueva posición. 
Levantarnos demasiado rápido puede causarnos un poco de náuseas, por lo que a partir de hoy, sigue estos sencillos consejos para despertar en la mañana: 
Levántate con calma, como si se tratase de un ritual de relajación 
Ajusta la alarma 10 minutos antes de lo habitual y elige una música relajante. 
Nunca coloques el clásico sonido de tono alto que acaba por asustarnos. 
Lo primero que debes hacer es sentarte en la cama y realiza una respiración profunda durante dos minutos. Estira tu cuerpo empezando por los brazos. Gira el cuello poco a poco haciendo movimientos circulares con calma. 
Salir de casa sin desayunar es un gran error 
En algunas ocasiones, nos preocupamos de que los demás se vayan de casa bien desayunados y nos olvidamos de nosotros mismos. 
Esto es un gran error. 
Es importante levantarnos por la mañana con calma y tener el suficiente tiempo para desayunar de una manera relajada. 
Muchas personas suelen tomar una taza de café y nada más. Otro error. Lo ideal es empezar el día con un vaso de agua tibia con limón y luego esperar de 15 a 20 minutos antes de proceder con el desayuno. 
Mientras tanto, puedes disfrutar de una buena ducha. 
Después de eso, puedes desayunar alimentos ricos en fibra, proteína y algo de fruta. Por lo tanto, vamos a salir de casa con los nutrientes necesarios para tener una gran cantidad de energía. 
Nada más abrir los ojos, miramos nuestro teléfono móvil 
¡Ten calma! Tienes todo el día para mirar tu teléfono móvil. Lo ideal es despertase tranquilamente, lejos de todas estas tecnologías. 
Tomar un baño de agua caliente 
Nos encanta el agua caliente, pero no siempre es adecuado ducharse con el agua tan caliente, sobre todo por las mañanas. Lo ideal sería comenzar con agua tibia y terminar con una ducha de agua fría, especialmente en las piernas. 
Tener mal humor nada más levantarse 
Un largo día de trabajo nos espera. Salimos rápidamente de casa pensando que tenemos que hacer ciento de cosas y no sabemos cómo vamos a hacerlo. Esta es una frase muy común que nos decimos a nosotros mismos o seguramente hayamos escuchado en otras personas. 
Los pensamientos negativos dañan nuestra salud, nuestro bienestar y reducen nuestra calidad de vida. Hacemos las cosas de mala gana y de mal humor, sin apreciar las cosas importantes de la vida. Intenta salir de casa con una actitud diferente e intenta “instalar” en tu cerebro las siguientes ideas: 
Hoy las cosas van a ir bien, sin duda será un buen día. 
Voy a tratar de disfrutar de todo lo que hago y de todo lo que ocurre en mi día. 
Voy a salir de casa relajado. Voy a ver el lado bueno de mis compañeros de trabajo y de mi jefe. 
Cuando termine de trabajar me voy a dar un capricho, voy a tomarme un café tranquilamente en la terraza de una cafetería o voy a dar un paseo por el parque, me lo merezco.

Atte. Dr. Miguel Angel Cortes Martinez.
Clínica y Spa Naturista el Temazcal y Cabañas de Capilla de
Milpillas Jal.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario