domingo, agosto 07, 2016

El demonio de Tasmania, un marsupial feroz

Alguna vez te han dicho cuál es el marsupial carnívoro más grande del mundo? Se llama demonio de Tasmania y su nombre se debe a que son muy feroces mientras comen, a que emiten chillidos agudos muy desagradables y a que, desde luego, viven en esa isla australiana. Hoy te propongo conocer algunos datos muy interesantes sobre el demonio de Tasmania, un marsupial feroz. hábitat del demonio de Tasmania: Antiguamente, los demonios de Tasmania vivían a lo largo del continente australiano, pero hoy en día su población ha quedado reducida a la isla de Tasmania. Se cree que ese fenómeno es consecuencia de la expansión de los aborígenes y los dingos miles de años atrás. 
¿Cuánto pesa un demonio de Tasmania? Los demonios de Tasmania no son animales grandes, de hecho, alcanzan con mucho el tamaño de un canguro pequeño. Suelen pesar 12 kilos y medir casi un metro de longitud. 
La fuerza del demonio de Tasmania: Pese a su tamaño, el demonio de Tasmania parece ser un animal muy fuerte. Su cabeza es grande en comparación con el cuerpo. Esto y el hecho de poseer un cuello robusto le permiten dar las mordidas más grandes por unidad de peso entre todos los depredadores del mundo. 
Los demonios de Tasmania solo cazan de noche: Los demonios de Tasmania son animales nocturnos, que cazan en la noche, pero no podemos decir que duerman durante el día, también en este horario se mantienen activo. 
Alimentación de los demonios de Tasmania: La alimentación de los demonios de Tasmania consiste en carne de todo tipo: pescado, insectos, serpientes , anfibios, incluso pueden comer carroña, esto es, restos de otro animal. Lo interesante es que se lo comen todo, hasta los huesos, y se sabe de algunos individuos que entierran las sobras para comerlas podridas en otra ocasión. Demonios de Tasmania son criaturas muy activas: Que no los engañe su apariencia: los demonios de Tasmania son unas criaturas muy activas. Pueden escalar árboles y montañas, nadar a través de grandes ríos y recorrer kilómetros de distancia (24 km/h). 

¿Qué tan agresivos son los demonios de Tasmania? : Como cualquier animal salvaje, si se les ataca, los demonios de Tasmania van a reaccionar con su más poderosa herramienta, las mordidas. No es aconsejable recibir una de estas. Sin embargo, no son agresivos per se, de hecho, huirán a gran velocidad antes de establecer contacto físico. 
La reproducción del demonio de Tasmania: Las hembras del demonio de Tasmania tienen un período de preñez de tres semanas, después del cual darán a luz una camada grande ―pueden ser de 20 a 30 crías― que se desplazará hasta la marsupia. Empero, una minoría sobrevivirá, pues la madre solo tiene 4 pezones con los que dar de mamar a sus hijos. 
¿Están en peligro de extinción?..En la década anterior los demonios de Tasmania se redujeron en un 60%, cifra alarmante en términos de supervivencia. La causa fundamental es la aparición de una rara enfermedad ―el tumor facial de los demonios― que les imposibilita comer, por lo que mueren de inanición. Es sin duda una especie vulnerable por lo que, en 1941, se inició un programa de protección en Australia, que se mantiene hasta nuestros días. 
Proteger a los demonios de Tasmania no es solo una tarea del gobierno australiano, sino de los propios habitantes de esta isla y de todos los turistas que acuden a visitar la región año tras año. Responsabilidad de todos que este singular marsupial siga existiendo como otro de los tesoros de la biodiversidad del planeta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario