domingo, agosto 07, 2016

¿Qué crema fotoprotectora solar necesitan los niños?

Las cremas solares para bebés y niños o lociones de protección solar fabricadas especialmente para lactantes, bebés o niños pequeños contienen las mismas sustancias protectoras que se usan para los adultos, pero la diferencia es que no están perfumadas y su base de formulación es más suave. 
Aunque las cremas fotoprotectoras solares se pueden usar de forma segura en los bebés, por debajo de los 6 meses las cremas solares pueden resultar irritantes debido a las características sensibles de su piel. Tomar el sol con moderación es beneficioso, pero en exceso y en las horas centrales del día puede resultar peligroso. Evita exponer a los bebés y a los niños pequeños directamente al sol, evita las horas centrales del mediodía, que son las peores, y si dudas, entre dos índices de protección solar para tus hijos, elige siempre el más elevado. 

¿Qué crema fotoprotectora solar es la adecuada para los niños? 
El factor de protección solar más efectivo para los bebés y los niños es el igual o superior a 30. Es importante tener en cuenta que la piel de los niños, al poseer menos melanina es más sensible que la piel de los adultos a las radiaciones solares y tiene menos mecanismos de defensa. Los protectores solares de mayor cobertura para la piel son los de “amplio espectro”. Se llaman así porque bloquean tanto los rayos UVA, como los UVB. 
En niños pequeños conviene usar un FPS de 30 o más y nunca con un índice inferior a 15. Ten en cuenta que cuanto más elevado es el FPS, más protección proporciona. Para interpretar correctamente los números de los índices de FPS, hay que tener en cuenta que la diferencia entre un filtro con FPS 15 y otro de FPS 30 no es del doble de protección. Un filtro solar de FPS 15 deja fuera el 93,3 por ciento de la radiación UVB, mientras que otro de SPF 30+ conseguirá añadir un 3 por ciento más de eliminación o absorción de esos rayos UVB. 

La elección del fotoprotector solar para los niños. 
En crema, spray, geles, barras, lociones, leches o aceites, el mercado ofrece un amplio abanico de presentaciones de los protectores solares. Pero, ¿cuál es el más apropiado para los niños. 
- Las cremas y leches, que contienen en su composición agentes hidratantes, son los fotoprotectores más indicados para los bebés y los niños. Las soluciones alcohólicas, que están presentes en lociones y geles, tienen un efecto secante que conviene evitar en la piel de los niños y que, en cambio, es recomendable en pieles grasas o con tendencia al acné. 
- Las líneas infantiles. Están especialmente diseñadas para la delicada piel del bebé o del niño y son las más adecuadas para ellos. También puedes usar las formuladas para pieles sensibles. 
- Las presentaciones resistentes al agua son siempre la elección más adecuada para los niños. Estos protectores están pensados para durar más que los demás en el agua durante el baño o en el caso de sudoración abundante al realizar actividad física. 
- Las cremas de pantalla total, formuladas a base de zinc, bloquean la sudoración y la transpiración de la piel, por eso, su uso debe quedar destinado a proteger áreas concretas como la nariz o la parte alta de las orejas. - Las distintas marcas ofrecen una gran variedad de formulaciones en la composición con distintos excipientes. Por este motivo, vale la pena probar varias marcas, si una de ellas causa irritación de la piel. 

¿Como hay que aplicar las cremas solares a los niños? 
La efectividad de los protectores solares depende de su aplicación correcta. Con estos consejos podrás proteger a tu bebé de las radiaciones solares: 
1. Cubre toda la piel extendiendo la crema. La forma correcta de aplicar el fotoprotector solar es frotando y extendiendo bien la crema por todas las áreas corporales expuestas, especialmente la cara, las manos y los pies. En la cara, se debe aplicar la crema por la nariz, labios y orejas, pero nunca por los párpados porque la crema puede entrar en los ojos y causar irritaciones. Los párpados deben protegerse con el uso de gafas de sol y un gorro de ala ancha. 
2. Aplica la crema 30 minutos antes de salir de casa. Debido a que las sustancias del protector solar no empiezan a hacer efecto en la piel hasta 20 minutos después de aplicarlo, conviene ponerlo en casa antes de salir. Evita que tus hijos se pongan la camiseta inmediatamente después de aplicarlo para que el tejido de algodón no absorba la crema. Pero sobre todo, no esperes a llegar a la playa o a la piscina para ponerles la crema porque durante la primera media hora de exposición al sol suelen producirse las quemaduras. 
3. Renueva el protector solar cada 2 horas. La frecuencia de renovación habitual de la crema solar es cada 2 horas, pero como los niños se están bañando frecuentemente, juegan con el agua y mantienen mucha actividad física al estar jugando constantemente, renueva su protector solar cada menos tiempo. 
4. Aplica protector solar también en días nublados. Aunque parecen días de sombra, en los días nublados también hay que poner crema solar, porque las radiaciones solares atraviesan las nubes.

Dr. Enrique Sigala Gómez
Pediatra-Cirujano Pediatra
E mail: drsigala@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario